6 posturas de yoga para rejuvenecer

posturas-yoga-para-rejuvenecer

6 posturas de yoga para rejuvenecer


Por: Gaia  |  06 junio, 2017

Hoy os queremos mostrar 6 posturas de yoga para  rejuvenecer que nos harán sentir de nuevo con la energía y fuerza del niño que llevamos dentro.

Molestias en las articulaciones, aumento de peso, pérdida de musculatura o limitación en los movimientos, son algunos de los síntomas que nos avisan del paso del tiempo en nuestro cuerpo. Para los practicantes de yoga esta sintomatología, por lo general, no se suele reflejar de la misma forma, ni en la misma edad que una persona que no hace yoga o actividad física alguna.

RECUPERA LA FUERZA Y ENERGÍA DEL NIÑO QUE LLEVAS DENTRO

1-. PASCHIMA NAMASKARASANA (Postura del saludo posterior)

Esta postura es maravillosa para tonificar las manos y muñecas, enderezar los hombros caídos y relajar en profundidad la región cervical. Si pasamos muchas horas delante de un ordenador, esta postura nos devolverá la energía perdida y reequilibrará nuestra conciencia corporal.

*Si no llegamos a unir y presionar las manos entre sí, podemos cogernos por los codos.

2-. VIRASANA (Postura del héroe)

¿Nos duelen las rodillas? Esta postura las relaja y fortalece. También activa la circulación en la zona pélvica y estira la musculatura del tren inferior del cuerpo.

*Para hacerla más eficaz: podemos visualizar que tenemos unos ladrillos que presionan nuestros muslos y glúteos contra el suelo. Es importante mantener el pecho erguido.

INGRESA TU EMAIL SI QUIERES RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE GAIA

Testing message will be here

Al introducir tu correo electrónico, aceptas nuestros términos de uso y políticas de privacidad

3-. PASCHIMOTTANASANA (Postura de la pinza)

Reduce la ansiedad, calma la mente y en consecuencia podremos liberar todas las tensiones de la espalda. Esta postura nos ayuda a ‘frenar el ritmo’.

4-. SUPTA PADANGUSTHASANA (Postura tendida del pulgar del pie)

Magnífica para esos días en los que llevamos la espalda baja sobrecargada. Relaja las articulaciones de la cadera, alivia el dolor menstrual, tonifica la columna y calma la rigidez de la zona lumbar y de los isquiotibiales (parte posterior de las piernas).

5-. UTTHITA PARSVAKONASANA (Postura del ángulo lateral extendido)

Fortalece las piernas y mejora la circulación en los pies. Esta postura también alivia las molestias en la ciática y relaja la espalda. Además, favorece la eliminación de gases y alivia la indigestión.

6-. HALASANA (Postura del arado)

¿Hemos tenido una de esas noches  de no ‘pegar ojo’ en toda la noche? Esta postura ayuda a mitigar el insomnio, relajando la mente, levantando el ánimo y reduciendo el cansancio. También produce un profundo estiramiento en los hombros y la columna.

Os proponemos esta práctica guiada por nuestra profesora Rosmari Atri “El corazón luminoso del prana”  donde nos reencontraremos con nuestra energía vital a través de estas y otras posturas que se plantean. Esperamos que las disfrutéis.

Namaste.

En esta práctica trabajaremos en crear libertad y espacio en la parte frontal del cuerpo: pecho, abdomen y piernas. Así accederemos a posturas de extensión, con mayor claridad, disminuyendo el riesgo de lesionarnos. El uso adecuado de la inhalación, comprendiendo como incrementar la duración de nuestro movimiento y la de nuestras estadías, otorga espacio, estamina y a la vez estabilidad. La expansión adecuada de nuestra estructura corporal da espacio al corazón y claridad a la mente. Practica que combina posturas de pie, simétricas y asimétricas, pronas en el piso, supinas que llevan a Urdhva Dhanurasana (arco completo) y finalmente posturas que neutralizan las acciones previas.


 

Suscríbete a Gaia ahora. Tenemos nuevos contenidos exclusivos cada semana para ti.

¡Elige la oferta que más te conviene y comienza tu camino de transformación con Gaia!



No quiero hacer esa postura de yoga

La asana es una postura de yoga con la que se busca mejorar tu cuerpo y tu mente. Hay diferentes tipos de asanas: de pie, de flexión posterior, flexión anterior, torsiones, posturas de equilibrio, invertidas, de relajación y meditación. Es normal tener preferencias por un tipo según tus características físicas y mentales. Así, hay algunas que practicarías todos los días y hay otras que no practicas voluntariamente.

No quiero hacer esa postura de yoga

Todos hemos tenido alguna vez una asana que no nos gusta y que nos produce rechazo.
Cuando nuestro profesor nos indica su práctica, mentalmente nos quejamos y deseamos que pase rápido. Durante los siguientes minutos resoplamos y miramos a los compañeros que muestran un excelente dominio de la postura que nosotros no tenemos mientras nos tiemblan los músculos.

Pues esa es la postura que más hemos de practicar. Cuando mental y físicamente rechazamos una asana es de la que más podemos aprender.
Debemos preguntarnos:

  • ¿Por qué no me gusta esta postura?
  • ¿Contra qué estoy luchando?
  • ¿Tengo una dificultad física real o mental?
Leer el artículo

Artículos Relacionados

Más sobre Focus

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo
Testing message will be here