Estudios sobre efecto placebo prueban que el cuerpo puede curarse a sí mismo

Estudios de efecto placebo prueban que el cuerpo puede curarse a sí mismo

Estudios sobre el efecto placebo prueban que el cuerpo puede curarse a sí mismo


Por: Michael Chary  |  22 julio, 2017

Un reciente estudio clínico descubrió una disminución en la eficacia de los medicamentos para el dolor en comparación con el efecto placebo, lo que demuestra que el cuerpo tiene una capacidad mucho mayor para curarse a si mismo que estos medicamentos.

La batalla entre los métodos de curación modernos y alternativos se ha librado a costa de nuestra salud. Los presupuestos de investigación y desarrollo de las grandes compañías farmacéuticas se dedican a investigar en el desarrollo de nuevos medicamentos, algunos de los cuales tienen resultados empíricamente beneficiosos, mientras que otros crean problemas más graves de los que resuelven, como por ejemplo la actual epidemia de opiáceos.

En una industria que ha llenado sus bolsillos con ganancias exorbitantes, mientras que también fabrica la adicción y perpetúa un mercado ilegal de drogas, parece haber un lado que invita al optimismo. Estudios recientes sobre el efecto placebo han encontrado una disminución en la efectividad de la medicación para el dolor en comparación con el efecto placebo en el transcurso de las últimas dos décadas. ¿Qué significa eso?

En esta entrevista Joe Dispenza explica cómo podemos liberarnos de la programación colectiva que afecta nuestros estados de salud.
Joe Dispenza, D.C. diplomado en ciencias, estudió bioquímica en Rutgers University. Su libro más reciente se llama “You are the Placebo.”

El efecto placebo está creciendo colectivamente

En los últimos tiempos, ha habido varios estudios y muchos artículos sobre el efecto placebo. Uno de estos estudios encontró que entre 1990 y 2013 hubo una disminución del 18% en la efectividad de los medicamentos para combatir el dolor en comparación con los placebos. Lo que hace esto tan intrigante es que la potencia y la calidad de estos medicamentos se han mantenido igual. Y estos no son solo analgésicos para pailar el dolor físico, también incluyen antidepresivos y otros medicamentos psiquiátricos.

Esta tendencia parece insinuar un cambio generalizado en el comportamiento a nivel psicológico, y potencialmente puede proporcionar información muy valiosa a las numerosas formas de curación alternativa.

Evidencias en estudios de efecto placebo clínico

A menudo, los estudios de esta naturaleza se realizan con el método de doble ciego, por lo que ambas partes desconocen si el paciente está recibiendo un placebo o un medicamento real. Pero estudios similares han encontrado que incluso esto no tiene una importancia crucial. En un estudio realizado por el profesor de Harvard, Ted Kaptchuk, un grupo de pacientes que tomaron placebos a sabiendas en lugar de medicamentos para la migraña todavía reportaron alivio del dolor o mejoras en sus síntomas el 50% de las veces. Se piensa que esta respuesta se debe al ritual de tomar medicamentos, uno de los varios factores que contribuyen a los efectos positivos experimentados en los estudios de efecto placebo.

Cabe destacar que este tipo de estudios no es una llamada a abandonar los medicamentos que han sido probados para tratar efectivamente cualquier enfermedad. En cambio, sugieren un enfoque integrado que incorpore el placebo con la medicación real. Estos experimentos no solo han demostrado que un placebo, incluido ocasionalmente en una prescripción de medicamentos, puede tener el mismo efecto que el medicamento real, sino que el efecto placebo puede incluso mejorar la eficacia de un medicamento.

Ciertamente, hay un enfoque pragmático que debe ser tenido en cuenta. Los médicos que adoptan el efecto placebo lo ven como una herramienta que se puede utilizar junto con la medicina tradicional. En sus estudios sobre el efecto placebo, Kaptchuk encontró que los beneficios se amplificaron cuando se combinó el placebo con la medicina real.

Durante una prueba que midió la administración de morfina, los científicos descubrieron que cuando a un paciente se le administraba el medicamento a sabiendas, a diferencia de cuando no sabían que lo estaban recibiendo, era un 50% más efectivo. Incluso se midieron los efectos más subjetivos del placebo para producir resultados positivos, como la empatía y el atento cuidado de una enfermera, a diferencia de un cuidador neutral o antipático.

Placebo

Pero, ¿por qué nuestros cuerpos no se curan a sí mismos sin recibir un placebo si tienen la capacidad de hacerlo? Nicholas Humphrey cree que es el producto de la evolución.

Debido a que la curación cuesta mucha energía, el cuerpo no la gasta inmediatamente, en caso de que necesite defenderse de otra cosa. Pero cuando nuestra mente se consuela, o se engaña para saber que estamos a salvo de otras amenazas, pone más energía en la curación de esa dolencia.

La razón exacta de por qué el efecto placebo tiene el poder de curar sigue siendo un misterio. ¿Cómo causa efecto una solución inactiva? La respuesta obviamente no está en el placebo físico sino en un aspecto metafísico de la mente, un tema que la ciencia a menudo le gusta ignorar. Pero, ¿cómo pueden ignorarse estos temas cuando las pruebas demuestran que el efecto placebo puede crear efectos biológicos y neurológicos cuantificables? ¿Y cómo se despliega este potencial en un método de tratamiento controlado?

Implementando la positividad del efecto placebo

 

Para explicar la forma en que nuestra mente está conectada con nuestro cuerpo, el Dr. Joe Dispenza compara las funciones del cerebro con los programas de computadora.

Joe Dispenza explica cómo se puede abrir la puerta al subconsciente y comenzar a crear un nuevo modelo saludable y funcional para nuestras vidas.

Cuando nos enfermamos, estamos programados para iniciar una cadena de pasos en el proceso de curación. El primer paso es ir al médico, seguido por un diagnóstico y luego una receta. Necesitamos la muleta de saber que tenemos algo o alguien que nos cuida, antes de que nuestros cuerpos puedan enfocar su energía en la curación.

Lo que parece evidente es que una consciencia y un reconocimiento de la profunda capacidad del cuerpo para curarse a si mismo pueden ser útiles en muchas maneras y ser consciente de ello puede, al menos, proteger a una persona de no sucumbir a sus efectos adversos.

INGRESA TU EMAIL SI QUIERES RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE GAIA

Testing message will be here

Al introducir tu correo electrónico, aceptas nuestros términos de uso y políticas de privacidad

Suscríbete a Gaia ahora. Tenemos nuevos contenidos exclusivos cada semana para ti.

¡Elige la oferta que más te conviene y disfruta de un nuevo tipo de entretenimiento!



Riesgos para la salud del 5G; La guerra entre la tecnología y los seres humanos

Más de 180 científicos y médicos en casi 40 países están advirtiendo al mundo sobre los riesgos para la salud que presenta la tecnología 5G. La respuesta de estos científicos a la “Resolución 1815 del Consejo de Europa” lo explica de manera sucinta:

“Nosotros, los científicos abajo firmantes, recomendamos una moratoria en el despliegue de la quinta generación, 5G, hasta que los riesgos potenciales para la salud humana y el medio ambiente hayan sido completamente investigados por científicos independientes de la industria. La tecnología 5G aumentará sustancialmente la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF-EMF) … y se ha demostrado que esto es perjudicial para los humanos y el medio ambiente “.

Si no está alarmado por los peligros de la radiación 5G, debería estarlo…

Con velocidades de descarga de hasta 20 a 30 veces más rápidas que el 4G, el 5G promete un nuevo mundo, que incluye los autos sin conductor y al mismo tiempo causar una larga lista de potenciales riesgos para la salud. Las ciudades de Bruselas y Ginebra incluso bloquearon las pruebas y prohibieron las actualizaciones a 5G debido a esta preocupación.

La diferencia entre 4G y 5G en términos de gigahercios, la unidad de corriente alterna (CA) u ondas electromagnéticas (EM) que afectan las velocidades de transmisión de los dispositivos, es significativa. La tecnología 5G promete bandas de radio milimétricas en el rango de 30 a 300 GHz, mientras que 4G alcanza alrededor de 6GHz. Cuando se aplica a la latencia de video, esto se traduce en velocidades de hasta 60 a 120 veces más rápidas.
Antes de 2G, 3G y 4G, las frecuencias de radio eran benignas. Nunca nos preocupó si nuestros programas de radio en el tiempo de conducción freirían nuestros cerebros. Lamentablemente, una vez que se inició el concepto de tecnología inalámbrica “G”, comenzamos a exponer al público global a frecuencias similares a las microondas a mil millones de ciclos por segundo.

Los humanos, los animales y el medio ambiente han estado en riesgo durante años. Si bien el 4G era lo suficientemente malo, el 5G eleva el juego a un nivel completamente nuevo.

Leer el artículo

Artículos Relacionados

Más sobre Alternative Health

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo
Testing message will be here