Mi experiencia con el Método Pilates

Mi experiencia con el Método Pilates
Cuando aprendí los principios básicos del Método Pilates algo cambió en mi forma de entender el movimiento y, por extensión, de enseñar a hacer ejercicio. Quien siente esto que sentí yo, ya sea profesor o alumno, nunca jamás volverá a ser el mismo. Parece una exageración pero es la única manera que tengo de explicar lo que me ocurrió.
Aunque siempre estaba lesionada, yo pensaba que tenía una forma física excelente y que, debido a mi experiencia en el mundo del deporte y del fitness, no tendría dificultad en asimilar el método. No fue así, me costó muchísimo cambiar mis patrones de movimiento, los vicios. No sabía utilizar las fibras profundas del abdomen, tampoco sabía respirar adecuadamente y temblaba como una hoja cuando llevaba ocho repeticiones abdominales intentando no mover la cadera. La explicación a todo esto no es que estuviera mal entrenada sino que estaba entrenada “solo por fuera”. Mis músculos dinámicos estaban muy fuertes pero los posturales, los sinergistas y los antagonistas estaban muy débiles, nunca los había utilizado con tanto control, nunca había pensado en la importancia de mantener una postura correcta en el entrenamiento, nunca había necesitado inmovilizar una parte del cuerpo para mover otra con eficacia, por lo menos nunca había sido consciente. Hasta ese momento solo me había interesado levantar más peso o aumentar el número de repeticiones, y sobre todo, nunca pensé en lo importante que es mantener esa postura y tener esa actitud durante todas y cada una de las acciones del día a día.
En mí, el Método Pilates durará toda la vida, perdurará en el tiempo porque ya forma parte de mis movimientos y todo lo que tiene que ver con una mala postura me incomoda. Mis músculos posturales ya han automatizado esta forma de trabajar y, gracias al entrenamiento, les recuerdo que así debe de ser, por lo que apenas me cuesta esfuerzo…, se podría decir que economizo energía, me muevo diferente, mi aspecto ha cambiado y me encuentro mejor que antes, me duelen menos cosas y durante menos tiempo, ¿se puede pedir más?…
Por esta razón creo que esta forma de trabajar siempre será relevante, creo que el Método Pilates ofrece una base excelente de movimiento y que se podrán crear nuevas técnicas y sistemas de entrenamiento pero siempre sin olvidar que una buena postura es la base de la salud articular.
Me atrevo a decir que Pilates inventó, o mejor dicho, le dio forma a uno de los métodos de ejercicio más seguros, eficaces y beneficiosos de la historia del ejercicio físico.
 
Vicky Timón es profesora de Pilates en Gaia.




Yoga ahora, que tu cuerpo sea tu maestro

Yoga ahora, que tu cuerpo sea tu maestro

Dentro de la colaboración que hacemos mensualmente con la revista Yoga Journal, se encuentra este artículo escrito por nuestro profesor Mario Silva sobre una de las prácticas de Yoga Dinámico que Mario guia. Práctica que puedes disfrutar en este enlace.

Yoga Ahora, que tu cuerpo sea tu maestro

Para vivir plenamente el presente, ya sea preparando el desayuno, en la ducha, hablando con un amigo o en la práctica de yoga en la esterilla, el cuerpo es la clave para acceder al AHORA. A través del cuerpo y su escucha podemos acceder a un profundo conocimiento de nosotros mismos, allí donde la mente con sus ideas, juicios o proyecciones difícilmente puede llegar.

Esta secuencia de Yoga Dinámico  es una invitación a acercarnos a la esterilla sin expectativas para poder abrazar el ahora, tal cual se da en el momento presente, dándonos cuenta de la disponibilidad del cuerpo y la mente; en definitiva, se trata de hacernos cargo de nuestra propia práctica a través de la experiencia directa.

Como sentido de orientación, invitamos a que cada practicante adapte las posturas y su duración, cambie las secuencias una vez aprendidas y se apoye decididamente en la indagación y auto observación, de tal forma que la práctica brote desde el aquí y el ahora más que desde la especulación mental.

La serie se desarrolla a través de sencillos movimientos repetitivos (ullolas y vinyasas) para explorar en profundidad cómo alargar y ensanchar pies, manos, brazos, piernas y columna vertebral de tal forma que las sensaciones puedan ayudarte a reconocer la calidad en consciencia de tu práctica.

Durante la sesión se invita a reconocer las sensaciones, sobre todo en las zonas más delicadas como cuello y zona lumbar, para que éstas se suavicen y se tornen silenciosas. Para ello, cada alargamiento y ensanchamiento, de manera paciente y continuada, será poco a poco más refinado, sutil y preciso, respetando tus límites, adaptando los tiempos, escuchando lo que dicen tus rodillas, muñecas, hombros…Dándote cuenta, al fin y al cabo, que fuerza y flexibilidad no son relevantes en el yoga.

La repetición de posturas como Balasana (postura del bebé), Hastabalasana (a gatas) o Adho mukha Svanasana (perro boca abajo), nos llevará, entre otros vinyasas y ullolas, a abrir nuevos caminos neuromusculares y una sensibilidad perceptiva especial que, como proceso de auto indagación sincera y honesta, irá revelando aspectos clave del yoga: suavidad, ligereza, mínimo esfuerzo muscular, concentración y ecuanimidad, permitiendo y aceptando todo lo que acontezca, sea o no de nuestro agrado.

Es importante recordar que el cuerpo es nuestro instrumento. Accediendo a él a través de la auto indagación y la consciencia, el trabajo postural cobra verdadera relevancia. Así como un músico comienza por aprender las notas más sencillas y simples antes de acceder a partituras más complejas, el método de Yoga Dinámico nos invita a sentir el cuerpo, a suavizar y silenciar las articulaciones, a darnos cuenta de lo que está sucediendo para que se revelen aspectos sutiles de nuestro Ser: gozo, unidad, quietud, pertenencia, silencio…

Por último, señalar que para profundizar en el yoga no necesitas otra cosa que lo que ya tienes: cuerpo, mente y consciencia. Por ello, el yoga es accesible a todos y como ciencia milenaria, se mantiene más vigente y más viva que nunca.

Leer el artículo

Más sobre Objetivo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo
Testing message will be here