Yoga para niños

Yoga para niños

Yoga para niños


Por: Gaia |  Oct. 09, 2014

Practicar Yoga desde niños proporciona a los pequeños la mejor base que puedan tener en la vida adulta. Gracias a su flexibilidad y sentido del equilibrio, normalmente les resulta más fácil que a los adultos adoptar las posturas. Ademas la mayoría de niños suelen ser bastante animosos y emprendedores en el juego, con lo que un pequeño estímulo será suficiente para comenzar a hacer Yoga.

El único inconveniente es su capacidad de concentración, que aún es limitada, sobre todo cuando son pequeños. Los niños son capaces de abstraerse totalmente del mundo que les rodea y concentrarse totalmente en el juego, pero ese nivel tan alto de concentración no dura mucho. Esto hace que una sesión de Yoga para niños tenga que ser activa y divertida, para captar su atención y evitar que caigan en el aburrimiento y la distracción.

Si sueles practicar Yoga en casa rodeado de tus pequeños, probablemente habrás notado que tienen una tendencia natural hacia la mímica y les gusta imitar lo que tú haces. Gracias a este mismo gusto por la imitación y a que gran parte de las posturas de yoga tienen nombre de animales, pájaros, insectos y otras formas bien conocidas para ellos, como el barco, el árbol, puente… no resulta muy difícil idear una breve sesión adaptada a los más pequeños de la casa.

Si te gustaría que tu hijo practicase yoga pero no te sientes preparado para iniciarle tú mismo, lo mejor es que busques un centro en el que oferten grupos especiales para niños, en los que además de todos los beneficios a nivel físico y mental del yoga, tendrá un espacio en el que relacionarse con otros niños de manera no competitiva, aprendiendo a trabajar en equipo y a respetar a sus compañeros.

Practicar Yoga es una forma divertida para los niños de desarrollar importantes habilidades en un entorno positivo y no competitivo. Aún cuando son muy pequeños, los niños a menudo sienten la presión en el colegio, tanto a nivel social como a nivel académico, además de la presión en los deportes competitivos organizados. Es muy fácil para ellos volverse extremadamente autocríticos y perder la confianza en ellos mismos cuando cambian y crecen. El Yoga es un gran remedio ya que no se forman opiniones en una sesión de yoga sobre como el niño hace una postura o realiza un juego. Hacer una postura “perfectamente” no es la meta del yoga, sino alimentar la fuerza interior y autoaceptación del niño.

Esta atmósfera favorable para el desarrollo, anima a los niños a relajarse y divertirse mientras desarrollan fuerza, coordinación, flexibilidad, equilibrio, conciencia corporal, mejor atención y autoconfianza.

En las clases de Yoga para niños debe haber un equilibrio entre espontaneidad y estructura. Los niños aprenden mejor y están más receptivos y participan más cuando se divierten, así que en una sesión de Yoga para niños es buena idea mezclar historias, canciones, juegos y posturas, permitiendo a los niños aprender en un entorno multisensorial. Esto hace que las clases de Yoga para niños sean mucho más activas que las de Yoga para adultos… ¡y mucho más divertidas!

Aparte de los inmensos beneficios físicos y mentales, un principio central de la práctica del yoga es el respeto: por nosotros mismos, por el prójimo y por nuestro entorno. En una clase de yoga, los niños a menudo hacen viajes mágicos por el mundo, aprendiendo sobre muchas culturas en su transcurso. Y como muchas posturas de yoga tienen nombre y se asemejan a los animales, es una buena oportunidad para que los niños aprendan sobre ellos y sus hábitats, especies en peligro de extinción y a menudo puedan compartir sus conocimientos y experiencias con su animal favorito.

¿Quieres hacer yoga con tus hijos? Aquí tienes unos enlaces que te ayudarán.

Yoga para niños – Saludo al sol

Yoga para niños – Niños más sanos y felices

Yoga en familia: ideas para hacer con niños

Yoga para Niños – Delia Hernández – 1 Temporada, 3 Episodios



Los mandalas

Los Mandalas

La palabra mándala o mandala proviene del sánscrito, y significa Círculo Sagrado. Es un símbolo de sanación, totalidad, unión, integración, el absoluto.

Los mandalas son representaciones artísticas organizadas alrededor de un centro. Los mandalas más comunes son dibujos enmarcados en un círculo y compuestos por diferentes formas de colores que giran de forma armónica en torno a un punto central.

ORIGEN

Estamos hablando de representaciones ancestrales presentes en todas las culturas: azteca, maya, tibetana, india, egipcia, china… también vistas en catedrales medievales e incluso en iconos modernos llenos de significado y simbología.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

-Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance, también nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva.

-En el negocio atraerá la abundancia y prosperidad.

-Para la salud, nos protegerá de las energías negativas del entorno.

Para los budistas su función principal de los mandalas es dentro la meditación, para elevar el nivel de conciencia, expandir la capacidad de la mente y la memoria. Son muchos los beneficios que podemos recibir de un mandala: nos ayuda a relajarnos, a encontrar la paz en medio de las dificultades, incluso para equilibrar los chakras. En este caso, habrá que elegir el color adecuado dependiendo de la cualidad que se quiere trabajar. El mandala enviará impulsos a la mente interna llegando a los receptores del cerebro en donde se procesará y se obtendrá una reacción.

Los budistas asumen la “creación” de los mandalas como un camino “recorrido” que muestra las vivencias del momento de quien lo diseña, siendo la vía de conexión entre el hombre y la divinidad, tanto en el proceso de creación, al tenerlo para observarlo, como de adorno.

“Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos”, explica el experto Claudio María Domínguez.

SIGNIFICADO DE LOS COLORES

Negro: relacionado con la tristeza, la muerte, lo profundo, la ignorancia y el misterio.

Blanco: purificación, iluminación. Es el color de la perfección. De la nada o el todo por hacer.

Verde: relacionado con la naturaleza, esperanza, crecimiento, felicidad y libertad.

Azul: paz, alegría, serenidad y satisfacción.

Gris: calma, espera, neutralidad, sabiduría y renovación.

Rojo: energía pura vital, pasión y sensualidad.

Naranja: energía, dinamismo, ternura, valor y ambición.

Amarillo: simpatía, color del sol y la luz.

Rosado: altruismo, dulzura, paciencia.

Morado: contemplación, amor al prójimo. Idealismo y sabiduría.

Violeta: transformación, magia, espiritualidad e inspiración.

Plateado: capacidades psíquicas, emociones fluctuantes.

Dorado: sabiduría y lucidez.

SIGNIFICADO DE LAS FORMAS

Círculo: lejanía pero también seguridad, lo absoluto y el verdadero “yo”.

Cuadrado: equilibrio y estabilidad.

Triángulo: relacionado con el agua, la transformación y vitalidad.

Espiral: energías curativas.

Cruz: símbolo de decisiones y se relaciona con los puntos cardinales.

Corazón: la unión, el amor, la felicidad.

Estrella: relacionada con la libertad y espiritualidad.

Pentágono: representa los símbolos de la tierra, agua y fuego, así como la forma del cuerpo humano.

Hexágono: equilibrio y unión de los contrarios.

Mariposa: relacionada con la transformación, muerte y la auto renovación del alma.

Laberinto: confusión, autorreflexión y la búsqueda del centro de uno mismo.

DIBUJAR MANDALAS

Pintar mandalas es una terapia que se está usando cada día más. Su diseño es libre y su significado dependerá de sus formas y colores.

Si te animas a probar:

-Busca un lugar tranquilo, observa detenidamente tu mandala, concéntrate en él, si después de observarlo por un largo rato notas que se mueve ¡es la energía que está en movimiento!

-Es conveniente empezar a pintarlo de afuera hacia adentro, esto representa el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior.

-Decide la dirección en la que vas a pintarlo y trata de mantenerla.

-Elige los colores de manera intuitiva ¡no importa que no combinen! Así podrás descifrar tu estado de ánimo. También podrás hacerlo eligiendo los colores y tratar de cambiar tu estado de ánimo… es una aventura a probar.

-Tal vez te dé sueño en el proceso, si estabas tenso, el mandala está cumpliendo con su función: la relajación. Es buen momento de dejarlo e ir a dormir.

-Si no terminaste el mandala en ese momento, déjalo como esté, la próxima vez que quieras pintar uno, elige uno nuevo, con colores que vayan más acorde con tu estado de ánimo en ese momento.

-Si quieres que el mandala te guíe para el auto-conocimiento, no pienses en formas ni colores, deja que solo te vaya guiando, haciendo lo que en ese momento de manera intuitiva te nazca.

*Fuentes:

http://www.laguiaesoterica.com/
http://www.guioteca.com/
http://www.escuelaenlanube.com/

Leer el artículo

Más sobre Estilo de vida

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo