Alimentación en primavera

Alimentación en primavera

Alimentación en primavera


Por: Gaia |  Mar. 19, 2014

La primavera ya está aquí; los días se alargan, el sol asoma entre las nubes, los almendros están en flor y los narcisos, jacintos y tulipanes nos anuncian el cambio de estación. Las cigüeñas surcan los cielos buscando ramitas para rehacer sus nidos. Los parques y jardines se llenan de trinos y cantos de pájaros. Los empleados de bares y cafeterías empiezan a sacar las mesas y sillas a las terrazas, mirando al cielo con actitud de súplica.

Todavía vendrán días de frío y lluvia, incluso alguna nevada tardía, pero ya no es lo mismo. La promesa de los días cálidos, la cercanía de la época sin abrigos ni jerseys, la certeza de saber que el sol volverá a brillar y a calentarnos, hacen estas últimas semanas de frío mucho más llevaderas.

En las tiendas y centros comerciales todo se llena de colores, vertidos veraniegos, tirantes, pantalones cortos, sandalias, tejidos livianos y fresquitos con los que estamos deseando cubrir nuestros cuerpos, o descubrirlos totalmente.

En la frutería también aparecen nuevas delicias: las fresas son las reinas de la estación. Después vendrán otras grandes reinas, las cerezas, y los nísperos, albaricoques…

En cuanto a verduras ahora es tiempo de espárragos, habas, guisantes y todo tipo de coles. Verduras y hortalizas de color verde, con alto contenido en clorofila que ayuda a desintoxicar el organismo y depurar la sangre de toxinas.

Depurar y purificar, justo lo que necesita nuestro cuerpo después del invierno, limpiar los excesos de energía pesada y densa del invierno.

Para depurar reduciremos la cantidad de proteína diaria (excepto en los niños y embarazadas) y aumentaremos la ingesta de verduras de todo tipo. Las ligeramente amargas y picantes son buenas purificantes: berros, ortigas, rabanitos, alcachofas, puerros, borrajas.

En primavera seguimos necesitando energía que caliente, nutra y equilibre, pero no tanto como en estaciones pasadas. Debemos reducir factores como la sal, el tiempo de cocción, aceite (fritos), condimentos salados, presión; e integraremos más alimentos y métodos más ligeros como el vapor, hervidos, escaldados, salteados o germinados. 

Las sopas deberán ser más ligeras que en invierno, con menos cereales y leguminosas y más verduras.

Continuamos utilizando las algas con regularidad y utilizaremos el aceite con moderación, sustituyendo los fritos por salteados. Pero sin eliminarlo totalmente.

La fruta tiene el efecto energético de enfriar y aunque ahora nos resulte muy tentador intentaremos recordar que todavía no es verano. Es recomendable utilizar frutas estacionales aplicando algún factor como el fuego (compotas) o la sal (frutas maceradas).

Si quieres encontrar la salud practicando yoga, en  Gaia puedes aprender la práctica del  Saludo al Sol.

Gratis


5 'Alimentos' que esta nutricionista nunca comería

5 ‘Alimentos’ Que Esta Nutricionista Nunca Comería

Link PlaceholderPara una persona que conoce bien el funcionamiento del cuerpo humano, es evidente que también conocerá los alimentos adecuados para nutrirlo y alimentarlo de la manera más saludable. Hoy os vamos a contar qué alimentos nunca catará una conocedora de la alimentación y el organismo humano, algo que no gustará a algunos paladares… ¡Vamos a ello!

Dejemos a un lado los gustos particulares, los “de vez en cuando no pasa nada…”, los “es que está tan bueno…”, los “luego lo quemo en el gimnasio…” Aquí no vale lo que nos guste o apetezca, nos estamos refiriendo a lo que una persona que conoce el cuerpo y cómo funciona, nunca ingeriría para alimentar su organismo, por algo será…

1-. SNACKS FRITOS DE BOLSA

Doritos, bocabits, pelotazos, pringles… y toda la gama multicolor y ‘multisabor’ que se hacen pasar por el tubérculo que nace de la tierra y luego se fríe.

Los componentes de los aperitivos de bolsa son en su mayoría compuestos químicos en laboratorio: pasta de harina aderezada con colorantes, conservantes, saborizantes… de ahí, que podamos tomar una “patata sabor barbacoa”; desde luego, el aroma y sabor es a churrasco recién asado, pero te comes una pieza de puré de gluten con ese magnífico brebaje químico que aporta todo su sabor y color.

2-. LAS “CHUCHES”

Aquí tenemos otro claro ejemplo de colores que la madre naturaleza no conoce. Esto ya nos debería dar una pista: muy adecuado para nuestro organismo no puede ser algo que es de color azul turquesa, verde criptonita o rosa fucsia. Por no hablar de la cantidad de azúcar que contienen esos “palitos” de plástico.

3-. SALSAS Y ADEREZOS ENVASADOS

Aunque son una opción realmente fácil para esos días en los que vamos pillados de tiempo con el menú, cociendo un poco de pasta y vertiendo la salsa, podemos degustar de un delicioso plato de auténtica pasta italiana. Pero hemos de ser cuidadosos, ya que la mayoría de salsas comerciales contienen un alto porcentaje de azúcar y aditivos innecesarios. Mejor la opción casera y, si hacemos para que sobre, la podemos congelar.

4-. EDULCORANTES ARTIFICIALES

Recurrimos a ellos para restar calorías, pero hacen más daño que beneficio, sobre todo porque carecen de todo tipo de nutrientes y solo sirven para realzar un determinado sabor. El aspartamo es uno de los más utilizados y muchos productos lo contienen en su composición para crear un sabor adecuado, que haga que ese alimento nos resulte grato al paladar, incluso nos haga pensar que es lo más delicioso que hayamos tomado nunca. Es preferible una cucharada de miel para endulzar el café que recurrir a la sacarina. La stevia es otra opción natural y saludable para endulzar.

*BEBIDAS AZUCARADAS: REFRESCOS, GASEOSAS, ZUMOS ENVASADOS…

Y siguiendo la estela azucarada, dentro de esta categoría también incluimos las bebidas ‘light’, que aunque ponga que apenas contienen calorías, lo cierto es que los sustitutos que se usan para reemplazar al azúcar son peores para el organismo que si comiésemos a mordiscos el panal de una colmena.

En las que son ‘normales’, la enorme cantidad de calorías que aportan son inútiles, vacías, el cuerpo no puede tirar de ellas para rendir, irán directamente a los depósitos de reserva de grasas. Además, estos azúcares disminuyen el colesterol bueno e incrementan los niveles de triglicéridos, alteran nuestra respuesta inflamatoria, incrementando el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Para que nos hagamos una idea: un refresco de cola contiene el equivalente a 10 cucharadas de azúcar.

**Os proponemos un reto: convirtámonos en exploradores de nuestros sentidos y durante una semana intentemos no añadir azúcar donde normalmente se la echamos, encontremos el sabor original de los alimentos ¡nuestro paladar se volverá exquisito! Este artículo puede echarnos una mano, en él te contamos los secretos que encierra EL AZÚCAR.

5-. EMBUTIDOS ENVASADOS

Aunque nos parezca mentira que este tipo de alimentos pueda resultar dañino para nuestro organismo, lo cierto es que debemos evitar los alimentos que incluyen espesantes adicionales (en la mayoría llevan un alto contenido en gluten) y muchísimos conservantes. Tiene lógica si pensamos, sobre todo, en los derivados de animales (chorizo, jamón, pavo, salchichas, filetes, hamburguesas… envasadas al vacío) que requieren ser procesados para evitar la contaminación o la proliferación de microorganismos al entrar en proceso de putrefacción, algo que ocurre en pocos días. Es mejor optar siempre por la versión fresca o natural del alimento.

Que nadie se desanime, existen multitud de alimentos para nutrirnos y, además, extraer todo su sabor sin perder la capacidad de disfrutar de la comida.

Si quieres compartir con nosotros y toda la comunidad Aomm.tv qué alimentos son los que tú nunca comerías ¡adelante, te esperamos!

Leer el artículo

Más sobre Salud alternativa

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrece

Testing message will be here