Mis cuatro certezas sobre el contacto extraterrestre.

Mis cuatro certezas sobre el contacto extraterrestre.

Es increíble cómo pasa el tiempo. Echo una mirada al camino recorrido y no puedo evitar estremecerme. Y es que han transcurrido treinta años desde que decidí investigar y dar a conocer la realidad del contacto con inteligencias no humanas. Una aventura intensa y maravillosa.

Todo empezó para mí cuando fui testigo, en Perú, de un potente avistamiento ovni. Era un adolescente y en ese momento no me imaginé que en un futuro cercano mi vida estaría entregada a la búsqueda de respuestas tras este incómodo fenómeno de los no identificados.

Treinta años de experiencias directas con “ellos”. Treinta años de investigación. Más de cien veces la vuelta al mundo. Cientos de artículos, congresos ovni y más de veinte libros publicados. Y debo confesar que pese a toda esta dedicación, he obtenido más preguntas que respuestas. Pero he aprendido que en las preguntas está la clave de todo. En ellas mora el viento que sopla las velas de nuestro barco.

Y ese viento impetuoso también me ha permitido adquirir algunas certezas sobre este fenómeno. Pocas, pero poderosas y reveladoras:

1.-Sin ninguna duda, estamos siendo visitados por distintos grupos de extraterrestres. Algunos de ellos no tendrían interés en contactar al ser humano, solo observar. Otros sí desean el contacto pero, al parecer, desean aguardar el momento propicio para presentarse “oficialmente”. Por lo pronto han venido contactando a personas específicas como parte de un programa gradual de acercamiento. Naturalmente, debe haber otras posturas que desconocemos.

2.-El factor tiempo es muy importante al analizar el contacto con estos seres. Tengo la certeza de que pueden moverse a través de él. Son increíbles “crononautas”. Ignoro cómo lo han logrado. Para graficarlo, no descarto que una vieja pintura rupestre, que muestra una suerte de nave descendiendo del cielo, pintada por nuestros ancestros hace miles de años en una cueva, pudiese ser la misma tripulación de extraterrestres que hoy está en operaciones en la Tierra. Dicho de otro modo: para nosotros pasaron cinco mil o diez mil años, y para “ellos”, todo sucedió́ “la semana pasada”. Este es un fenómeno muy antiguo. No creo que todas las evidencias del pasado constituyan una “proyección del subconsciente”” o figuras religiosas imaginarias…

3.-Estoy convencido del fenómeno de la “adaptación”, en donde estos seres pueden ajustar sus manifestaciones a nuestra realidad histórica y cultural. Ese protocolo de contacto sería parte de un mecanismo doble en donde participa la inteligencia extraterrestre que se mimetiza con el entorno y paradigma cultural del contactado, y, por otro lado, la propia mente co-creadora del testigo, que interpreta e integra como puede lo vivido. Para los extraterrestres no es muy preocupante si el testigo cree haber visto a un ángel de luz o a una aparición mariana, lo que a “ellos” les interesa es la información entregada. El mensaje, pues, es más importante que el mensajero, al menos en los casos de encuentros cercanos fraternos.

4.-Dentro de los seres que afirmamos haber conocido, criaturas de aspecto humano que sostienen provenir del sistema estelar vecino Alfa Centauri, estoy seguro de sus intenciones amables de comunicación. El tiempo y las consecuencias positivas de este contacto me han terminado convenciendo de ello. Sin embargo, debo remarcar que hay de todo en el universo, seres con las más variadas intenciones. Todo indica que la especie humana tiene un rol muy importante que es monitoreado por civilizaciones de otros mundos y realidades.

En La Nave del Tiempo hago un amplio recorrido por este y otros misterios. Acompáñenme en este viaje.

Haz clic aquí para saber más

Es increíble cómo pasa el tiempo. Echo una mirada al camino recorrido y no puedo evitar estremecerme. Y es que han transcurrido treinta años desde que decidí investigar y dar a conocer la realidad del contacto con inteligencias no humanas. Una aventura intensa y maravillosa.

Todo empezó para mí cuando fui testigo, en Perú, de un potente avistamiento ovni. Era un adolescente y en ese momento no me imaginé que en un futuro cercano mi vida estaría entregada a la búsqueda de respuestas tras este incómodo fenómeno de los no identificados.

Treinta años de experiencias directas con “ellos”. Treinta años de investigación. Más de cien veces la vuelta al mundo. Cientos de artículos, congresos ovni y más de veinte libros publicados. Y debo confesar que pese a toda esta dedicación, he obtenido más preguntas que respuestas. Pero he aprendido que en las preguntas está la clave de todo. En ellas mora el viento que sopla las velas de nuestro barco.

Y ese viento impetuoso también me ha permitido adquirir algunas certezas sobre este fenómeno. Pocas, pero poderosas y reveladoras:

1.-Sin ninguna duda, estamos siendo visitados por distintos grupos de extraterrestres. Algunos de ellos no tendrían interés en contactar al ser humano, solo observar. Otros sí desean el contacto pero, al parecer, desean aguardar el momento propicio para presentarse “oficialmente”. Por lo pronto han venido contactando a personas específicas como parte de un programa gradual de acercamiento. Naturalmente, debe haber otras posturas que desconocemos.

2.-El factor tiempo es muy importante al analizar el contacto con estos seres. Tengo la certeza de que pueden moverse a través de él. Son increíbles “crononautas”. Ignoro cómo lo han logrado. Para graficarlo, no descarto que una vieja pintura rupestre, que muestra una suerte de nave descendiendo del cielo, pintada por nuestros ancestros hace miles de años en una cueva, pudiese ser la misma tripulación de extraterrestres que hoy está en operaciones en la Tierra. Dicho de otro modo: para nosotros pasaron cinco mil o diez mil años, y para “ellos”, todo sucedió́ “la semana pasada”. Este es un fenómeno muy antiguo. No creo que todas las evidencias del pasado constituyan una “proyección del subconsciente”” o figuras religiosas imaginarias…

3.-Estoy convencido del fenómeno de la “adaptación”, en donde estos seres pueden ajustar sus manifestaciones a nuestra realidad histórica y cultural. Ese protocolo de contacto sería parte de un mecanismo doble en donde participa la inteligencia extraterrestre que se mimetiza con el entorno y paradigma cultural del contactado, y, por otro lado, la propia mente co-creadora del testigo, que interpreta e integra como puede lo vivido. Para los extraterrestres no es muy preocupante si el testigo cree haber visto a un ángel de luz o a una aparición mariana, lo que a “ellos” les interesa es la información entregada. El mensaje, pues, es más importante que el mensajero, al menos en los casos de encuentros cercanos fraternos.

4.-Dentro de los seres que afirmamos haber conocido, criaturas de aspecto humano que sostienen provenir del sistema estelar vecino Alfa Centauri, estoy seguro de sus intenciones amables de comunicación. El tiempo y las consecuencias positivas de este contacto me han terminado convenciendo de ello. Sin embargo, debo remarcar que hay de todo en el universo, seres con las más variadas intenciones. Todo indica que la especie humana tiene un rol muy importante que es monitoreado por civilizaciones de otros mundos y realidades.

En La Nave del Tiempo hago un amplio recorrido por este y otros misterios. Acompáñenme en este viaje.



¿Quiénes son los pleyadianos?

¿Quiénes son los pleyadianos?

Depende de a quién preguntes. Algunos propietarios de Subaru dirían que son ellos.

Subaru significa “Pléyades” en japonés, y el logotipo de la empresa, un óvalo con seis estrellas de cuatro puntas, representa el cúmulo estelar de las Pléyades. La palabra también significa “unido”, lo que resulta muy apropiado, ya que la corporación Subaru se formó mediante la fusión de cinco empresas.

La autora Barbara Marciniak (Bringers of the Dawn: Teachings from the Pleiadians) es una canalizadora en trance conocida internacionalmente que habla en nombre de un grupo que se autodenomina Los Pleyadianos. Autodefinidos como un “colectivo de seres espirituales multidimensionales del sistema estelar de las Pléyades”, la misión del grupo es “ayudar a la humanidad en el proceso de transformación espiritual”.

El investigador OVNI y autor de Exopolitics.org, Michael Salla Ph.D. cree que los seres extraterrestres del cúmulo estelar de las Pléyades son primos lejanos de los humanos. Salla informa que los pleyadianos están interesados en conectar con la humanidad porque les preocupa el futuro de la Tierra.

Las leyendas cherokee enseñan que los nativos americanos se originaron hace mucho tiempo en las Pléyades, y afirman que los indígenas están en la Tierra como “semillas estelares”, con la misión de aportar luz y conocimiento. Los navajos llaman al cúmulo estelar de las Pléyades los “Soles centelleantes”, y los iroqueses piden felicidad a la constelación. Los lakota/dakota dicen que sus antepasados proceden de las Pléyades.

Según “Complete Guide to Aliens”, los pleyadianos tienen un distintivo aspecto “nórdico” o escandinavo, una esperanza de vida de 700 años y, aunque en términos evolutivos son todavía hacen parte un proceso en curso, están mucho más desarrollados emocional y espiritualmente que los humanos terrestres.

Leer el artículo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecer

La plataforma de streaming que explora Paranormal e inexplicable, y Extraterrestres

Testing message will be here

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecerte.

Testing message will be here