Diana Naya

Comencé mi relación con el yoga y la meditación cuando tenía 18 años. Sin embargo, me siento una aprendiz en la mayoría de los contextos. Me considero una estudiante de yoga, sobre todo cuando enseño.Mi formación universitaria en Sociología me ha permitido enfatizar en la teoría y la tradición del yoga. La carrera profesional de diseñadora me abrió a la comprensión de creatividad y adaptabilidad que el yoga me ha requerido.Por último, mi pasión y relación con la danza me ha llevado a más profundidad y sensibilidad corporal y expresiva. Finalmente, lo que funciona de manera más integral para mi es el yoga, ya que cuida del cuerpo como una manera de cuidar del alma. Ofrece una visión global de la naturaleza humana. La maternidad me ha ayudado a descubrir los aspectos ocultos de muchas tendencias latentes en el cuerpo y la mente. Ha colocado los elementos en un orden más natural. Siendo: lo primero, el amor, lo segundo, el amor, lo tercero, el amor. Gracias a esta experiencia mi enseñanza ha dado un giro, arrastrada hacia el ritmo de la naturaleza.Enseño yoga desde 2006. He estudiado y recibido formación de escuelas tradicionales (Sivananda y Satyananda), maestros contemporáneos de vinyasa (Shiva Rea, Liz Lark, Godfrey Deveraux…) y de anatomía (equipo de Blandine Calais). Mi estudio personal me posiciona muy cercana al linaje de Krishnamacharya. Tantos maestros, profesores, estudiantes y compañeros me han inspirado que mantengo este camino también porque es un lenguaje de agradecimiento.

11 resultados

Gratuito
Gratuito
Diana Naya
Vinyasa de consciencia y calor. Ideal para prácticas intermedias. Desde posturas básicas de pie investigamos en aperturas suaves de caderas y en variantes de cobra. Presencia de equilibrios moderados sobre los brazos y las piernas. Sustituye los apoyos sobre las manos por antebrazos si tus muñecas están débiles. Cerramos la práctica con estiramientos suaves de piernas y caderas con torsiones y una postura invertida. Si dispones de tiempo, practica un poco de pranayama después de la relajación
Gratuito
Diana Naya
Respondiendo a la esencia del Yin Yoga aquí se muestra una práctica para abrir las caderas, liberar la zona baja de la espalda y fomentar la sensibilidad hacia la respiración y la actividad mental.Aunque parezca sencilla o pasiva, esta práctica de quietud revierte en un mayor espacio corporal, mayor salud para los órganos y una claridad mental duradera.Cultiva un estado meditativo mientras permites que la respiración, relajada, recorra el cuerpo.
Gratuito
Diana Naya
Esta secuencia ha sido diseñada para poder practicarse en cualquier momento del ciclo menstrual. Por ello incluye aspectos creativos, contemplativos y activos. Si en algún momento la práctica no te resulta amable, adapta o descansa a tu gusto. Trabajaremos tres aspectos fundamentales para una saludable y confortable relación física con el ciclo lunar femenino: el fortalecimiento de las piernas, la apertura del corazón y la movilidad de la pelvis. La práctica constante de esta secuencia 2/3 veces a la semana debiera en el medio plazo (unos 2 meses) mejorar notablemente las sensaciones durante el ciclo. Observa, honra y escucha a tu cuerpo.
Gratuito
Diana Naya
Nuestras piernas están sometidas a estrés, de manera cotidiana. Bien por defecto de actividad, bien por exceso. No siempre reciben la atención y el espacio tranquilo necesario para estirarse y liberar la tensión de las capas profundas, creándose rigidez. A menudo trabajamos el estiramiento de las piernas infringiendo un cierto sufrimiento a la espalda, especialmente a la columna lumbar. Por ello trabajaremos fundamentalmente con la espalda apoyada en el suelo, lo más libre y relajada posible. Además, haremos un calentamiento orientado a liberar, estimular, y activar las caderas y la zona baja de la espalda. A un ritmo lento exploraremos la longitud de las piernas, creando flexibilidad desde el presente, sin forzar ni engañar al cuerpo. Concéntrate en la respiración mientras entra y sale del el cuerpo, repitiendo internamente: "Me abro a la flexibilidad de mi cuerpo e inhalo. Suelto la tensión de mis piernas y exhalo". Cuando termines siente tus piernas con atención mientras retomas las tareas cotidianas.
Gratuito
Diana Naya
Vinyasa significa colocar las cosas de una manera especial. En el contexto del yoga físico encontraremos esta palabra para señalar las prácticas que proponen enlazar a través de la respiración las secuencias y asanas, de una manera armoniosa y fluida. En torno al vinyasa encontraremos una compleja ingeniería que incluye no sólo los alineamientos, también la respiración ujjayi (victoriosa), los bandhas (sellos energéticos), el drishti (la mirada).En esta práctica, nos centraremos solamente en comprender e integrar el baile respiración-movimiento. Lo haremos sobre una secuencia básica y sencilla de posturas de pie. La respiración gobierna, siempre. En dos contextos: guiando el movimiento o acompañando las pausas. En ambos la inhalación y la exhalación han de ser de la misma longitud, si es posible. Más allá de la esterilla, la práctica de vinyasa puede hacer que nuestra vida enlace los eventos de una manera armoniosa, coherente y consciente. Ábrete a esa posibilidad.
Gratuito
Diana Naya
Esta práctica ofrece diez minutos de acompañamiento para iniciar o ayudar en el arte de la contemplación. Gracias a algunas pautas sencillas retiramos la atención del movimiento y la agitación mental y la trasladamos a la calma interior, siempre presente. Favorable en cualquier momento del día, especialmente al levantarse y antes de acostarse.
Gratuito
Diana Naya
Esta secuencia de yoga flow nos propone abrazar todos los fenómenos que acompañan la estación invernal: oscuridad, frío, humedad, introversión, lentitud,…Primero aumentamos el calor corporal y estimulamos el metabolismo, de manera rítmica pero sin agresividad, con posturas de fuerza y estabilidad sobre los pies. A nivel mental es muy positivo promover estados serenos y contemplativos; para ello las posturas de equilibrio son perfectas, sin olvidar las extensiones ¡para elevar el ánimo!. Por último honramos las facetas introvertidas del ralentizado ritmo invernal, para lo cual introducimos flexiones hacia delante y posturas restaurativas.Si dispones de más tiempo, es recomendable alargar las posturas del final de la secuencia hasta donde sientas que es adecuado para tu cuerpo. Además, si te resulta cómodo, explora la posibilidad de mantener inhalación y exhalación de la misma duración durante toda la práctica.
Gratuito
Diana Naya
Práctica imprescindible para recibir las acciones restaurativas espontáneas del cuerpo. Un tiempo para explorar y sugerir estados de relajación profunda. Aquí se propone un tipo de colocación del cuerpo, ayudado por soportes que pueden ser cojines, mantas o toallas. También se puede recibir la sesión tumbado en savasana, sobre la espalda con piernas y brazos estirados y relajados. La atención sobre la respiración así como la sugestión guiada por todas las partes del cuerpo son los dos elementos que traerán profundidad y suavidad a todos los niveles: cuerpo, mente, espíritu. Aléjate conscientemente de tus preocupaciones.
Gratuito
Diana Naya
Imagina que pudieras contemplar la vida de manera ecuánime, sin ofenderte ni ofender a nadie con juicios y prejuicios. Libre y ligero en tus sentimientos tendrías una visión más clara y eficiente. De esta práctica puede surgir la determinación de mantenerte neutral en tu observación y a la vez dulce y comprometido en tu acción en el mundo. Las extensiones de la espalda abren el espacio del pecho: las costillas, los pulmones, el corazón. Las afrontaremos desde posturas sobre las piernas primero para estabilizar y fortalecer las piernas, el abdomen y la espalda. Posteriormente descubriremos de nuevo este espacio desde el suelo. Trabaja al ritmo e intensidad que tu cuerpo permite hoy.
Gratuito
Diana Naya
Práctica rítmica para honrar el cuerpo tras el sueño y el descanso. Se inicia la sesión con movimientos suaves y respiraciones muy conscientes y amplias. A través de variantes de medios saludos y saludos completos preparamos las posturas de pie, para estabilizar y traer energía Al final exploramos la movilidad de la columna a través de aperturas y extensiones. Se completa la práctica con una relajación guiada para la integración. Sigue las indicaciones así como tus sensaciones corporales, regulando la intensidad. Practicada con atención y adaptabilidad esta secuencia es apropiada para todos los practicantes.
Gratuito
Diana Naya
Secuencia completa de vinyasa flow, creativa y de ritmo estimulante. Con movimientos preliminares para enlazar con la respiración y construir asanas y secuencias fluidas y sentidas. En ellas, recorremos los movimientos de la columna desde la fuerza de las posturas de pie, la humildad de las flexiones hacia delante, la dulzura de las extensiones.Deja que la secuencia la dirijan tus sensaciones, usa las posturas sólo como una puerta hacia la respiración y la conciencia. Permite que surja el matrimonio entre el yoga físico y la meditación. Aunque aparentemente haya movimiento e intensidad, mantente ecuánime y abierto a las zonas de luz y oscuridad. Abraza los juicios, las alabanzas y todos los movimientos de la mente. Después déjalos marchar y vuelve a la respiración, a la asana, al flujo de prana en el cuerpo. Olvida las formas para entrar en el fondo. Al final de esta práctica quedarán despiertos en el cuerpo la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y el equilibrio.