Esta práctica, diseñada para el día de los enamorados, comienza con suaves torsiones y estiramientos que evolucionan hacia un flow con aperturas de corazón. Termina en el suelo trabajando las caderas con cariño. ¨Sé generoso contigo y con los demás,¨ Carla Sánchez.