La actividad diaria disminuye nuestra vitalidad. Esta práctica de Yin yoga, está diseñada para favorecer el sueño y repararnos energéticamente. Porque todo guerrero necesita descansar profundamente y recuperarse para volver a la batalla.

Instructor/HostCarla Sánchez

0