Cómo manifestar en 4 pasos con la Ley de Atracción

Cómo manifestar en 4 pasos con la Ley de Atracción

Todo es energía que vibra en cierta frecuencia. Desde el comienzo de la física cuántica, concluyeron que dentro de los átomos que todo lo constituyen, lo que existe, es energía. Ahora, así como el agua existe en su estado sólido, líquido y gaseoso, la energía existe en su “estado vibracional” y su “estado material”. Siendo esta la MISMA energía que existe al mismo tiempo en ambos estados.

Por eso, se dice que todo es un reflejo. Porque lo que yo percibo con mis 5 sentidos afuera en el mundo material, es una representación de la misma energía en su estado vibracional, que se encuentra en mi. Por lo que si quiero modificar mi realidad material, necesito empezar a cambiar mi realidad vibracional. Cuando cambie mi mundo interno, cambiará el mundo externo.

Para entender a profundidad cada paso, haz clic para hacer el CURSO GAIA completo. Allí te explico con ejemplos cómo desarrollar la técnica de cada paso de una manera que vas a disfrutar mucho. Jugamos, soñamos, visualizamos y creamos realidad juntos. Haz clic abajo para ver el tráiler.

Si quiero modificar mi realidad material, necesito empezar a cambiar mi realidad vibracional. Cuando cambie mi mundo interno, cambiará el mundo externo.

¿Y cómo cambio mi realidad vibracional?

Paso1: Eleva tu frecuencia

Para empezar a manifestar la vida que quieres, es importante reconocer tu energía, aprender a sintonizarte a una frecuencia, sostenerte en ella hasta que empieces a ver el efecto en tu mundo material y cada vez que te salgas de esa frecuencia, volver a elevar tu vibración lo más rápido posible. 

Podemos identificar nuestra frecuencia en:

  1. Nuestros Pensamientos
  2. Nuestras Emociones
  3. Nuestros Hábitos
  4. Las Personas en Nuestro Círculo
  5. El Ambiente que Frecuentamos
  6. La Energía que tenemos

 

Una vez que identificamos si estamos o no alineados a la realidad que queremos vivir a través de estas áreas, podemos empezar a sintonizarlas, o sea, acercarlas a lo que sí sería coherente en esta nueva vida.

 

Solemos vivir en estrés constante, con pensamientos enfocados en posibles amenazas y peligros que solo existen en nuestra mente. Esos pensamientos nos afectan emocionalmente y luego condicionan a las acciones que tomamos y así… nuestros resultados. Aprender a manejar tu sistema nervioso, volviendo a la homeostasis es esencial para salir de un estado de supervivencia y pasar a un estado creador en abundancia.

 

Paso 2: Crea un objetivo de valor

Ahora que aprendiste a elevar la frecuencia de tu energía; que saliste de un estado de sobrevivencia y estrés; que pasaste a un estado creador en un mundo de posibilidades, podés vivir desde un lugar que donde te permites soñar sin límites, sin las creencias limitantes que te sabotean, antes de empezar a imaginar. Este es el momento de crear tu objetivo de valor.

 

La función de tener un objetivo de valor no es alcanzarlo, sino expandirnos en quien nos convertimos durante ese proceso. Y para eso te cuento 3 tipos de objetivos:

  1. Objetivo Lateral – Ya lo has hecho, no te expande.
  2. Objetivo Diagonal – No lo has hecho pero sabrías cómo lograrlo.
  3. Objetivo Mágico – No tienes idea de cómo lograrlo desde tu estado de consciencia actual.

Animarte a soñar como tu yo de 5 años, liberando tu imaginación, es lo que permitirá que conectes con frecuencias más elevadas y puedas visualizar una versión diferente de tu vida. Crea cada uno de los objetivos de valor, en este orden para que ejercites tu capacidad de soñar y refuerces tu capacidad de creer y crear. 

Paso 3: Visualiza la Película de tu Vida

Una vez que sabes lo que quieres, llega el momento de crear esa realidad en tu mente y en tu campo energético en general. Esto requiere crear la imagen de cómo sería tu vida ya viviendo lo que deseas vivir. Para crear esta imagen de un día ideal en tu vida, es necesario ser lo más detallista posible con las cosas que representen tu objetivo realizado y luego, como lo sientes sensorialmente al estar experimentándolo. Cómo se ve la luz del sol de la mañana entrando por tu ventana de cortinas blancas medio transparentes, cómo se siente la temperatura de la taza de café en tus manos, cómo se siente el aroma del jazmín que tienes en tu jardín. Al traer esos detalles sensoriales, hace que tu cuerpo lo sienta más real y por lo tanto logres llegar a la emoción de estar viviéndolo.

 

Cuando logres crear un momento en el que esté representado tu objetivo realizado que incluye esos estímulos sensoriales junto a la emoción que se siente vivirlo, llega el momento de visualizar a través de una meditación para sintonizarte con esa imagen una y otra vez, para que sea cada vez más normal en tu vibración dominante.

Paso 4: Conviértete en tu Nuevo Yo

Ahora que tienes la película de tu vida, es momento de preguntarse quién es el personaje que la vive. Cada película tiene un personaje que es coherente con esa película. Es importante construir quién es esa versión de nosotros y qué diferencia tiene con nosotros. Así dándonos claridad de qué es lo que tenemos que reajustar. Podemos hacer dos listas, una de tu yo actual y otra de tu nuevo yo. Puedes preguntarte:

  • ¿Qué pensamientos tienes de las diferentes áreas de tu vida?
  • ¿Qué pensamientos tienes de tu hoy en esas áreas?
  • ¿En qué estado emocional sueles vivir?
  • ¿Qué emociones sueles sentir en tu vida?
  • ¿Qué hábitos tiene ese personaje?
  • ¿Qué hábitos tienes en tu vida diaria?
  • ¿Qué dinámicas tiene tu círculo social?
  • ¿Qué diferencia tiene con las dinámicas de tu círculo?
  • ¿Qué ambientes frecuenta?
  • ¿Qué lugares frecuentas tu?

 

Una vez que tienes claridad de las diferencias en estas áreas, puedes empezar a convertirte, pasito a pasito, en este nuevo personaje en tu día a día mientras visualizas esa película y en quien eres tú en esa película.

 

Prácticamente el camino es dejar de vivir en el miedo y llegar a la homeostasis y a la paz de estar en presente, empezando a vivir en disfrute de tu vida. Desde esta nueva forma de ver la vida, jugar a imaginar libremente tus deseos y elegir un objetivo que te entusiasme pero que no sepas cómo lograr para que te expanda y te haga crecer. El tercer paso es crear la imagen específica de esa realidad y conectar sensorialmente con ella para llevarla a tu cuerpo en el momento presente. Una vez que eso se logra, el siguiente paso es identificar la diferencia entre el personaje que vive esa película y en quién estás siendo hoy y sintonizarte. Al final es cuestión de soltar todo, conectarte cada mañana con tu visión y ser ese nuevo personaje día a día mientras disfrutas de ver como tu realidad empieza a reajustarse a tu nueva frecuencia.

 



Qué es 'Vibrar alto' y cómo elevar tu frecuencia vibratoria

Qué es ‘Vibrar alto’ y cómo elevar tu frecuencia vibratoria

T

La idea de “vibrar alto” se ha convertido en un tema central en el ámbito del crecimiento personal y espiritual. En este artículo profundizamos en el significado de vibrar alto, explorando tanto sus bases teóricas como prácticas para incorporar esta filosofía en nuestra vida cotidiana.

Definiendo ‘vibrar alto’ y su importancia

Vibrar alto se refiere a la calidad y nivel de la energía vibracional que emitimos. Este concepto, arraigado en la física cuántica, sugiere que al igual que los átomos, nosotros también emitimos vibraciones que afectan nuestra realidad material y espiritual. Una alta vibración está a menudo asociada con sentimientos positivos y a un estado de bienestar general.

La importancia de vibrar alto radica en su impacto directo en nuestra experiencia de vida. Según esta perspectiva, una alta frecuencia vibratoria puede influir positivamente en nuestro entorno, atrayendo circunstancias y relaciones que reflejan esta misma calidad de energía. En contraste, una baja vibración podría contribuir a experiencias menos deseables.

Métodos y prácticas para elevar tu vibración

Elevar tu vibración no es un proceso místico, sino uno que integra prácticas conscientes y cambios de hábitos. Aquí hay algunas estrategias clave:

  • Consciencia de pensamientos y emociones: Reconocer y modificar los patrones de pensamiento negativos.
  • Meditación y mindfulness: Incorporar estas prácticas en la rutina diaria para lograr un estado mental más centrado y tranquilo.
  • Alimentación y hábitos saludables: Optar por una dieta equilibrada y ejercicios que promuevan el bienestar.
  • Rodearse de influencias positivas: Elegir ambientes y relaciones que fomenten energías positivas.
  • Prácticas creativas y de autocuidado: Incluir actividades que nutran el espíritu y la creatividad.
  • Gratitud y afirmaciones positivas: Cultivar un enfoque agradecido y optimista en la vida.
  • Conexión con la naturaleza: Pasar tiempo al aire libre para alinear la energía con la naturaleza.

Para una comprensión más profunda y práctica de cómo elevar tu vibración, explora el curso de Gaia “Manifestación práctica”. Esta serie te guía a través de técnicas y ejercicios interactivos, permitiéndote jugar, soñar y visualizar la realidad que deseas crear. No olvides ver el tráiler aquí abajo para comenzar este camino transformador.

La ciencia detrás de la frecuencia vibratoria

La noción de vibración alta encuentra su fundamento en los principios de la física cuántica. Los científicos han demostrado que todo en el universo, incluidos nosotros, está compuesto de energía que vibra a diferentes frecuencias. Esta energía, dependiendo de su frecuencia, puede manifestarse tanto en estados materiales como en estados vibracionales.

La frecuencia vibratoria no es solo un concepto abstracto; tiene implicaciones prácticas en nuestra vida diaria. Investigaciones han correlacionado las frecuencias vibratorias con diferentes estados de conciencia y salud. Una alta frecuencia vibratoria está comúnmente asociada con estados de mayor consciencia y bienestar emocional.

Frecuencia vibratoria de las emociones y su impacto

Las emociones juegan un papel crucial en la determinación de nuestra frecuencia vibratoria. Emociones como el amor, la alegría y la gratitud están asociadas con altas vibraciones, mientras que el miedo, la ira y la tristeza corresponden a vibraciones más bajas. Esta relación entre emociones y vibraciones subraya la importancia de gestionar nuestras emociones para mantener una alta frecuencia.

Cómo afecta la vibración alta al cuerpo y la mente

Una alta vibración no solo impacta nuestro estado emocional, sino también nuestra salud física. Se ha observado que las vibraciones altas pueden mejorar la energía, reducir el estrés y promover la sanación. A nivel mental, una alta vibración fomenta la claridad, la concentración y una perspectiva más positiva de la vida.

Frecuencia vibratoria y desarrollo espiritual

La relación entre la frecuencia vibratoria y el desarrollo espiritual es profunda y multifacética. Al alcanzar una alta vibración, no solo mejoramos nuestro bienestar físico y emocional, sino que también fomentamos un crecimiento espiritual significativo. Este desarrollo espiritual se manifiesta en una mayor claridad en nuestra percepción del mundo y en una conexión más profunda con lo que consideramos nuestra esencia espiritual o divina.

Dentro de este proceso, la alta vibración actúa como un catalizador para un despertar espiritual. Este despertar implica una percepción ampliada de nuestra realidad, llevándonos más allá de los límites del ego y permitiéndonos experimentar una sensación de unidad con el universo. Este estado de conciencia elevada nos abre a nuevas posibilidades de comprensión y compasión.

Elevar la vibración para una conexión espiritual más profunda

Elevando nuestra vibración, nos abrimos a experiencias espirituales más profundas y significativas. Esta elevación es un viaje hacia el autoconocimiento y la trascendencia, donde comenzamos a percibir la vida desde una perspectiva más holística. A medida que nuestra vibración aumenta, nuestra intuición y empatía se agudizan, lo que nos permite una comprensión más profunda de nosotros mismos y de los demás.

Este estado de alta vibración nos conecta con aspectos más sutiles de nuestra existencia, facilitando experiencias de profunda paz y unidad. Es en este estado donde a menudo encontramos respuestas a preguntas existenciales, percibimos la sincronicidad en nuestras vidas y desarrollamos una profunda sensación de propósito y dirección.

Prácticas espirituales para elevar la frecuencia vibratoria

Hay una variedad de prácticas espirituales que pueden ayudarnos a elevar nuestra frecuencia vibratoria. La meditación y el yoga son dos de las más conocidas, proporcionando una ruta para calmar la mente y armonizar el cuerpo y el espíritu. Estas prácticas nos permiten retirarnos del ajetreo del mundo externo y conectarnos con nuestro ser más auténtico.

Además, la oración y el canto de mantras son poderosas herramientas espirituales que pueden elevar nuestra vibración. Estas prácticas ayudan a centrar nuestra atención y energía en intenciones positivas y en la conexión con lo divino. Al integrar estas prácticas en nuestra rutina diaria, cultivamos una paz interna duradera y una conexión espiritual más profunda.

Vibraciones espirituales y su impacto en la manifestación

La idea de que nuestras vibraciones influyen directamente en nuestra capacidad para manifestar nuestros deseos y aspiraciones es un principio clave en muchas filosofías espirituales. Una alta vibración se considera crucial para atraer y crear experiencias positivas y oportunidades en nuestras vidas. Esta creencia se basa en la idea de que somos co-creadores de nuestra realidad y que nuestra energía vibracional es una fuerza poderosa en este proceso de creación.

Mantener una alta vibración es esencial no sólo para nuestro bienestar personal, sino también para manifestar un cambio positivo en nuestras vidas. A través de la elevación de nuestra vibración, nos alineamos con las frecuencias que atraen el amor, la abundancia y la felicidad.

Usar la vibración alta para lograr objetivos personales

Al mantener una alta vibración, nos ponemos en sintonía con energías y oportunidades que pueden apoyarnos en la consecución de nuestros objetivos personales y profesionales. Una alta vibración nos permite acceder a un estado mental y emocional que refleja nuestros deseos más profundos, facilitando así su manifestación en la realidad física.

Esta alineación con una vibración alta nos impulsa a tomar acciones inspiradas y a atraer personas y circunstancias que resuenan con nuestros objetivos. Al cultivar una alta vibración, creamos un campo de posibilidades donde nuestros sueños y aspiraciones pueden florecer y materializarse.

La ley de atracción y la frecuencia vibratoria

La ley de atracción, un concepto popular en el campo del desarrollo personal, sostiene que atraemos hacia nosotros aquello que está en sintonía con nuestra vibración actual. Según esta ley, mantener una alta vibración es crucial para atraer experiencias, personas y resultados que estén alineados con nuestras intenciones y deseos más profundos.

Esta ley sugiere que, al centrar nuestra energía y atención en pensamientos y emociones positivas, podemos influir activamente en la calidad de nuestras experiencias y relaciones. Por lo tanto, cultivar una alta frecuencia vibratoria es fundamental para crear una realidad que refleje nuestras aspiraciones y valores más elevados.

Estrategias para mantener una alta vibración a largo plazo

Mantener una alta vibración a largo plazo requiere compromiso y práctica constante. Esto incluye el desarrollo de una mentalidad positiva, la gestión de las emociones y la creación de un estilo de vida que promueva el bienestar y la armonía.

Es vital también la auto-reflexión y el autoconocimiento, ya que permiten identificar y modificar los patrones que pueden estar bajando nuestra vibración. La constancia en estas prácticas garantiza no solo una alta vibración momentánea, sino un estado vibracional elevado sostenido en el tiempo.

Prácticamente el camino es dejar de vivir en el miedo y llegar a la homeostasis y a la paz de estar en presente, empezando a vivir en disfrute de tu vida. Desde esta nueva forma de ver la vida, jugar a imaginar libremente tus deseos y elegir un objetivo que te entusiasme pero que no sepas cómo lograr para que te expanda y te haga crecer. El tercer paso es crear la imagen específica de esa realidad y conectar sensorialmente con ella para llevarla a tu cuerpo en el momento presente. Una vez que eso se logra, el siguiente paso es identificar la diferencia entre el personaje que vive esa película y en quién estás siendo hoy y sintonizarte. Al final es cuestión de soltar todo, conectarte cada mañana con tu visión y ser ese nuevo personaje día a día mientras disfrutas de ver como tu realidad empieza a reajustarse a tu nueva frecuencia.

 

Leer el artículo

Más sobre Consciencia expandida

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecer

La plataforma de streaming que explora Consciencia expandida, y Potencial de la mente

Testing message will be here

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecerte.

Testing message will be here