Ten el valor de quitarte las máscaras

Ten el valor de quitarte las máscaras

Te estarás preguntando ¿máscaras? Todos llevamos máscaras que fuimos armando en nuestra infancia y adolescencia. Ellas nos ayudaron a “sobrevivir” en nuestro entorno, nos permitieron adaptarnos y nos protegieron ante todo eso que percibimos como amenaza.

Muchas veces estamos tan acostumbrados a esas formas de pensar, sentir y actuar que las vemos como parte nuestra inseparable, se quedan adheridas a nuestra personalidad, tapando nuestro verdadero Ser.

Al crearse desde la infancia, éstos son mecanismos inconscientes y cumplen esa función adaptativa, por lo que no es necesariamente algo perjudicial. Nos adaptamos para ser aceptados en los grupos de pertenencia.

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú, le llamarás destino” Carl Jung.

Sin embargo, estas máscaras son solo accesorios que utilizamos con diferentes funciones. Ninguna de ellas somos nosotros realmente. Nos ayudaron a ser aceptados y a sentirnos amados.

Te estarás preguntando ¿máscaras?. Todos llevamos mascaras que fuimos armando en nuestra infancia y adolescencia. Ellas nos ayudaron a “sobrevivir” en nuestro entorno, nos permitieron adaptarnos y nos protegieron ante todo eso que percibimos como amenaza.

Muchas veces estamos tan acostumbrados a esas formas de pensar, sentir y actuar que las vemos como parte nuestra inseparable, se quedan adheridas a nuestra personalidad, tapando nuestro verdadero Ser.

Al crearse desde la infancia, éstos son mecanismos inconscientes y cumplen esa función adaptativa, por lo que no es necesariamente algo perjudicial. Nos adaptamos para ser aceptados en los grupos de pertenencia.

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú le llamarás destino” Carl Jung.

Sin embargo, estas máscaras son solo accesorios que utilizamos con diferentes funciones. Ninguna de ellas somos nosotros realmente. Nos ayudaron a ser aceptados y a sentirnos amados.

Aquí te dejo algunas pistas que te permitirán identificar cuáles son las que más utilizadas:

  • La niña buena: aprendió a portarse bien siempre para ser aceptada. Es la que nunca causa problemas, la que siempre se adapta. Le cuesta poner límites o dar su opinión por miedo a no tener la aprobación. Busca el afecto a través de la dulzura y de satisfacer al otro, sin confrontación.
  • La guerrera: Su armadura y fortaleza le permitió salir airosa de grandes adversidades. Permite apartar el miedo y la indecisión que puede sentir para tomar el mando. Muchas veces, es avasallante y controladora.
  • La indiferente: es apacible pase lo que pase en el exterior. Es un personaje que se defiende de las amenazas externas ocultando su sufrimiento. Suele generar distancia en sus relaciones, no profundiza. Es conciliadora y evita tomar partido o decisiones para no generar rechazo en los demás. Trata siempre de pasar desapercibida.
  • La salvadora: Necesita salvar a todas las personas, es algo muy personal. Todo problema del que se entera, quiere solucionarlo y ser reconocida como salvadora, aunque luego, le cuesta aceptar los créditos. Es una persona que le cuesta crear una vida que ame, que disfrute, ya que siempre está atenta al exterior.
  • La sufridora. Aprendió que en la vida todo son desgracias y que la forma de buscar el amor de los demás y su atención es a través del victimismo. Suele buscar quién la salve y evita tomar decisiones que la saquen del sufrimiento. No importa la etapa de vida en la que se encuentre, se queja constantemente.

Te compartimos éste programa de Gaia en el que Enriqueta Olivari, nos dice que el amor no proviene de afuera, sino que la respuesta se halla dentro de nosotros. No hay que temerle a la soledad, ni buscar el apego, nos dice en esta conferencia internacional.

Relaciones afectivas sanas

  • La dura: suelen ser muy sensibles y su dolor es parecer débiles y ser heridas. Han aprendido a mostrarse poco emocionales e incluso, agresivas.
  • La eterna feliz: suelen tener más dificultades para aceptar emociones como la tristeza, la rabia o la pérdida. Fingen que todo está bien con una amarga sonrisa. Una huida hacia delante de sus emociones.
  • La chistosa: aprendieron con humor a huir de sus emociones. Es una máscara similar a la anterior que, además, puede creer que los demás no le aceptarán si un día deja los chistes y ser fuente de alegrías o risas para los demás.
  • La controladora es alguien que ha sido traicionado previamente. Ante ese dolor la persona desarrollará una conducta que le permitirá asegurarse de que los demás cumplan sus promesas. Tiene una cara oculta: la inseguridad. Por ello, controlarlo todo es primordial, a veces, de forma incluso exagerada. La máscara le protege del dolor de una nueva traición, mientras intenta evitar que suceda de nuevo.
  • La rígida: puede haber sufrido anteriormente una situación de suma injusticia. Ante este hecho se vuelve inflexible buscando siempre la justicia y la exactitud de las cosas. Se termina transformando en una persona perfeccionista, tanto que llega a ser una actitud obsesiva si no es consciente de lo que hace.
  • La dependiente: puede que haya atravesado un dolor fuerte por el sentimiento de abandono. Esta herida le provoca el desapego hacia cualquier persona para no sentirse abandonado de nuevo. Esto evita que se tomen en serio cualquier relación y rechazan la idea de vivir con alguien.
  • La que huye o no se compromete: suele huir y rechazar estar en compañía. Prefiere la soledad, los momentos de calma. Rechaza totalmente ser el centro de atención, algo que le aterra.  Los que huyen no soportan no saber cómo actuar en determinadas situaciones, pasar vergüenza o sentirse perdidos. Simplemente, porque para evitar que los demás la rechacen.
  • La masoquista mental o emocional: Esta actitud viene dada por un sentimiento de humillación y vergüenza persistente en su infancia. Su actitud siempre es la de resolver los problemas de los demás, haciendo todo por ellos mientras se rebaja y se humilla. Esta máscara, no es como las anteriores que evitan o intentan escapar de sus heridas, ésta mascara se enfrenta a aquello que le duele en la búsqueda de más dolor porque es su zona de confort, lo conocido y le es inconcebible cortar el círculo vicioso.

Estas máscaras son creadas desde una desconexión de nuestras emociones, porque era muy doloroso lo que atravesamos y necesitamos crear mecanismos de defensa automáticos para moldear nuestro Ser al entorno.

Pero, ¿cómo podemos sanar y ser auténticas? por medio de un proceso alquímico que refine el cuerpo, el alma y el espíritu para poder llevarlos a su estado más elevado, también llamado solve et coagula.

Muchos creen que la alquimia es una antigua pseudociencia obsesionada con convertir el plomo en oro. Pero, cuando entendemos los secretos que subyacen a las metáforas, se desprende la transformación espiritual y la evolución del alma que están en el corazón de esta práctica. Es justo este tema el que abordamos en el nuevo el episodio de nuestra serie original “Enseñanzas ocultas” en el que la Dra. Theresa Bullard nos enseña los pasos de este proceso.

Es necesario comenzar a Re-Conocernos, volver a nosotras mismas y entender quienes estamos siendo.  Al comprender desde dónde fueron creadas estas máscaras, podemos tomar responsabilidad por la vida que queremos crear y disfrutar.

Despierta tus semillas de consciencia, para ver tus heridas y que puedas aceptarlas y empezar a desarmar las mascaras quitándoles el poder desde la propia elección consciente, perdonando y perdonándonos a nosotros mismos, así como aprendiendo a amarnos a nosotros mismas con todas nuestras partes, reconociendo nuestra divinidad y la de los demás.

Empieza a observar tus reacciones, si ese sentimiento dura más de 15 minutos, es muy probable que se haya activado una vieja herida que tenga su origen en tu infancia.

Quítales la atención, energía y el poder a las máscaras, así podrás inspirar a otros y compartir desde tu genuina esencia, aprender qué te mueve, qué te ayudó, qué podes aportar al mundo y cómo contribuir en el camino de los demás desde quien eres realmente.


Te compartimos éste episodio de nuestra serie original Enseñanzas Ocultas si es te interesa ahondar más en el tema

La alquimia de las relaciones

Más sobre Gaia

Gaia es la plataforma digital para la expansión de la consciencia que responde a las preguntas más profundas de la humanidad, llevándote mucho más lejos que los medios de comunicación convencionales. Libre de comerciales, con contenido curado y que puedes compartir.

En Gaia encontrarás más de 2.600 títulos en español creados para ayudarte a expresar libremente tu realidad como ser humano, desafiando el sistema tradicional de creencias.

Con tu membresía de Gaia, formas parte de la comunidad más grande del mundo de buscadores de la verdad que apoyan una nueva evolución de la consciencia.



Qué son y para qué sirven los Registros Akáshicos

Qué son y para qué sirven los Registros Akáshicos

Los Registros Akáshicos son los archivos energéticos donde está registrada la información de cada alma. Todo lo que se ha dicho, hecho e incluso pensado deja una huella en este campo energético. Lo más sorprendente es que todos tenemos la capacidad de conectar con esta impresionante biblioteca del alma para descubrir guía, sabiduría y una comprensión más profunda de nuestra existencia.

¿Qué son los Registros Akáshicos y para qué sirven?

Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio inmaterial donde se registra cada evento, declaración, pensamiento o acción. Este archivo del alma no solo conserva la historia de cada vida individual y sus conexiones interpersonales, sino que también captura las dinámicas universales, proporcionando una perspectiva completa sobre el viaje del alma y su evolución a través de los tiempos.

Esta dimensión energética es accesible a través de técnicas específicas de meditación y puede ser consultada para obtener orientación espiritual, sanación y comprensión sobre los patrones de comportamiento y las relaciones kármicas.

Además de su papel como fuente de conocimiento espiritual, los Registros Akáshicos se utilizan para facilitar la sanación personal y colectiva. Al acceder a esta sabiduría, las personas pueden explorar una amplia gama de cuestiones, desde desafíos emocionales y físicos hasta interrogantes existenciales, descubriendo no solo las raíces de sus dificultades sino también caminos hacia una transformación profunda y un crecimiento espiritual significativo.

Cómo es una lectura de Registros Akáshicos

Una lectura de Registros Akáshicos representa un encuentro íntimo en el cual un lector capacitado accede a esta dimensión energética para transmitir al consultante los mensajes que emergen desde allí. Tradicionalmente, las lecturas se realizaban de forma presencial, pero en los últimos años se han popularizado también las lecturas de Registros Akáshicos online, además de las versiones escritas.

La sesión se desarrolla a través de una meditación dirigida y el uso de oraciones específicas, que permiten al lector alcanzar una profunda concentración y conexión para acceder a los registros del consultante. Durante este proceso, el lector aplica su sensibilidad y formación para percibir y relatar las visiones y mensajes recibidos.

Una sesión típica se estructura de la siguiente manera:

  • Preparación de la sesión: Antes de comenzar, el lector y el consultante preparan el espacio, a menudo creando un ambiente tranquilo y respetuoso, libre de interrupciones.
  • Invocación de apertura: El lector utiliza una oración específica para abrir los registros del consultante, pidiendo permiso para acceder y revelar la información necesaria.
  • Recepción de información: Mientras está en estado meditativo, el lector recibe imágenes, palabras, emociones o incluso sensaciones físicas que son relevantes para las consultas del consultante.
  • Diálogo y clarificación: A medida que la información fluye, el consultante puede hacer preguntas adicionales, y el lector ayuda a interpretar los mensajes recibidos, asegurando claridad y comprensión.
  • Cierre de los registros: Al final de la sesión, el lector realiza otra oración para cerrar los registros de manera formal, asegurando que la conexión espiritual se cierre adecuadamente.

¿Qué tipo de preguntas se hacen en una lectura akáshica?

En una lectura akáshica, las preguntas pueden ser tan variadas y profundas como las inquietudes del consultante. Lo ideal es que las preguntas sean abiertas y orientadas hacia la guía y el crecimiento personal, evitando las que requieran respuestas de sí o no.

Aquí hay algunas preguntas comunes que se pueden hacer durante una lectura:

  • ¿Cuál es mi propósito en esta vida?
  • ¿Qué lecciones necesito aprender de mis experiencias pasadas?
  • ¿Cómo puedo mejorar mis relaciones con familiares y amigos?
  • ¿Hay algún bloqueo energético que me esté impidiendo avanzar?
  • ¿Cómo puedo usar mis talentos para servir a los demás?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar mi situación financiera?
  • ¿Cómo puedo alcanzar un mayor equilibrio en mi vida?
  • ¿Qué necesito liberar para sanar emocionalmente?
  • ¿Hay algún mensaje de mis guías espirituales o seres queridos fallecidos?
  • ¿Cómo puedo prepararme para los cambios importantes que están llegando a mi vida?

¿Existe algún peligro de acceder a los Registros Akáshicos?

No existe ningún peligro en el acceso a los Registros Akáshicos. Esta práctica espiritual es segura y se basa en la apertura de un espacio sagrado y protegido mediante oraciones y meditaciones específicas que garantizan una conexión pura y clara con la fuente de toda sabiduría akáshica. El proceso de acceso es guiado por la intención de benevolencia y el respeto por la sabiduría universal, lo que asegura que solo se revelen las informaciones que son para el mayor bien de la persona involucrada.

Además, los guardianes de los Registros Akáshicos, seres de luz y maestros ascendidos, están siempre presentes para asegurar que las interacciones sean para el crecimiento y beneficio del consultante. Por lo tanto, mientras la persona se acerque a los registros con respeto, humildad y una mente abierta, no hay riesgo de efectos adversos. En cambio, el acceso a los Registros Akáshicos puede proporcionar una comprensión profunda que fomenta el crecimiento personal y espiritual, liberando al individuo de antiguas ataduras y facilitando un camino más claro hacia adelante.

¿Quién puede leer los registros akáshicos?

Aunque la lectura de los Registros Akáshicos puede parecer un dominio reservado para psíquicos y médiums, en realidad, está al alcance de cualquier persona que desee profundizar en su comprensión espiritual. No se requiere ser un vidente nato o poseer habilidades paranormales especiales; con la preparación adecuada y la intención correcta, cualquiera puede aprender a acceder a sus propios registros o incluso los de otros, siempre que lo haga con respeto y responsabilidad.

La capacidad de leer los Registros Akáshicos no está limitada a unos pocos elegidos, sino que es una habilidad que puede desarrollarse a través de la práctica y el estudio. Muchas escuelas y maestros espirituales ofrecen cursos y talleres que guían a los aspirantes a través del proceso de apertura de sus propios registros, así como técnicas para interpretar la información recibida de manera ética y compasiva. Esta apertura democratiza el acceso al conocimiento akáshico, permitiendo a cada individuo explorar su patrimonio espiritual y contribuir a su evolución personal.

¿Cómo se aprende a leer los Registros Akáshicos?

Muchos practicantes comienzan su aprendizaje asistiendo a talleres y cursos ofrecidos por expertos, quienes enseñan las técnicas de acceso, las oraciones de apertura y cierre, y los métodos para interpretar la información recibida. Estos cursos también enfatizan la importancia de la ética y la responsabilidad al leer los registros de otras personas.

Además de los cursos presenciales, hay numerosos recursos en línea, como libros, vídeos y seminarios web, que proporcionan instrucciones detalladas sobre cómo acceder y leer los Registros Akáshicos. La práctica continua es esencial, ya que cada sesión de lectura ayuda a afinar la habilidad para percibir y comunicar las sutiles energías e informaciones del campo akáshico. Muchos lectores experimentan un crecimiento significativo en su comprensión personal y espiritual al continuar trabajando con los registros.

Un ejemplo de un curso que integra estos principios es “El perdón del alma“, disponible en Gaia. Avtar Saraswati guía a los participantes en el proceso de sanación utilizando los Registros Akáshicos. Un capítulo especial del curso incluye una meditación guiada que facilita el acceso a los Registros para explorar y comprender el aprendizaje detrás de nuestras experiencias personales.trabajando con los registros.

Historia y origen de los Registros Akáshicos

Los Registros Akáshicos, como se entienden en el contexto moderno, fueron destacados por primera vez por Helena Blavatsky, fundadora del movimiento teosófico a finales del siglo XIX. Blavatsky introdujo el concepto al Occidente después de sus estudios y experiencias en el Tíbet, donde monjes y mahatmas le revelaron que los registros se encuentran en el “akasha” o “akasa”, palabra sánscrita que significa luz astral o el éter, el quinto elemento en los sistemas de creencias orientales considerado como el tejido fundamental de la realidad.

Blavatsky, apoyada por lo que llamaba “Maestros de la Sabiduría Antigua”, utilizó sus habilidades psíquicas y de proyección astral para acceder a estos registros. Este conocimiento le permitió establecer una base teosófica que afirmaba que “no hay religión más elevada que la verdad”. Sus enseñanzas y revelaciones atrajeron a muchos seguidores y ayudaron a cimentar la idea de que las acciones, palabras y pensamientos humanos dejan impresiones duraderas en el plano etérico, influyendo en la doctrina esotérica occidental.

Rudolf Steiner, otro influyente metafísico, también habló de los Registros Akáshicos, proponiendo que cada acción y pensamiento humano deja un rastro en los reinos etéreos. Steiner contribuyó a la conceptualización de los Registros como un compendio que no solo almacena eventos pasados, sino que también ofrece patrones para ideales humanos como la armonía y la equidad, influenciando pensamientos contemporáneos y aplicaciones en el campo de la evolución humana.

Edgar Cayce, conocido como el “profeta durmiente” de América, popularizó aún más los Registros Akáshicos durante el siglo XX a través de sus lecturas psíquicas. Cayce describió detalladamente cómo cada individuo podría acceder a los registros de sus vidas pasadas, presentes y futuras para facilitar la sanación y el crecimiento personal. Según Cayce, estos registros no solo documentan cada vida, sino que también son fundamentales en el proceso de juicio de las almas, una idea que resonaba con la noción bíblica del Libro de la Vida.

La exploración contemporánea de los Registros Akáshicos ha sido avanzada por teóricos como Ervin Laszlo, quien integra la noción de Akasha con teorías científicas para explicar fenómenos como la conciencia y la sincronicidad en su “Paradigma Akáshico”. Laszlo y otros investigadores continúan explorando cómo la memoria universal del Akasha puede servir como un archivo vivo que influye en la vida y la evolución de cada ser en el universo, proponiendo un enfoque holístico que cruza los límites entre la ciencia y la espiritualidad.

Libros recomendados sobre Registros Akáshicos

Para aquellos interesados en profundizar su comprensión y práctica de los Registros Akáshicos, varios libros ofrecen guías detalladas y accesibles para principiantes y avanzados por igual. Estos textos no solo enseñan cómo acceder a los registros, sino que también exploran sus implicaciones filosóficas y espirituales, proporcionando un marco completo para la interpretación y aplicación de sus enseñanzas.

  • Cómo leer los Registros Akáshicos por Linda Howe: Este libro ofrece una introducción accesible y práctica para abrir los Registros Akáshicos. Linda Howe explica con claridad los pasos para acceder a esta fuente de sabiduría infinita y cómo utilizar la información para la transformación personal y espiritual.
  • Los Registros Akáshicos según Edgar Cayce por Kevin Todeschi: Kevin Todeschi compila las enseñanzas de Edgar Cayce sobre los Registros Akáshicos, proporcionando ejemplos de sus lecturas y explicaciones sobre cómo estas visiones influenciaron y ayudaron a las personas en su vida diaria. Este libro es esencial para entender la relación entre los registros y la sanación kármica.
  • La ciencia y el campo akáshico: una teoría integral del todo por Ervin Laszlo: Ervin Laszlo explora los Registros Akáshicos desde una perspectiva científica, argumentando que el Akasha crea un campo que conecta todo en el universo. Su obra es fundamental para aquellos que buscan una comprensión más profunda de los registros dentro del contexto de la teoría cuántica y la cosmología.
  • 14 Caminos hacia los Registros Akáshicos por Eric Barone: Este libro detalla catorce métodos diferentes para acceder a los Registros Akáshicos, cada uno adaptado a diferentes niveles de experiencia y espiritualidad. Eric Barone proporciona una guía diversa y rica que permite a los lectores explorar múltiples vías para conectar con esta dimensión de conocimiento ancestral.
Leer el artículo

Más sobre Consciencia expandida

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecerte.

Testing message will be here