La propuesta del vinyasa flow

vinyasa flow

Inicia el cuerpo la danza de la vida con la respiración. Y danza, respiración y vida se expresan a través del vinyasa.

A veces las práctica del vinyasa se comprende mejor tras haber conocido y experimentado el yoga físico en otras expresiones. Sin embargo, también podemos entrar directos a la práctica del vinyasa, para iniciar nuestra relación con el yoga.
 
Vinyasa tiene muchos significados. Uno de ellos es colocar las cosas de una manera especial. En el vinyasa flow colocaremos una postura detrás de otra, con transiciones intencionadas guiadas por la respiración. El cómo llegamos de una postura a otra es muy relevante.
Así pues nos referimos  a un movimiento sincronizado con la respiración. Aunque hay continuidad y sentido no se practica siempre la misma secuencia. Es la creatividad y la energía de cada día lo que guía la práctica, siempre sostenida por una secuencia inteligente de posturas que transformen el cuerpo y la conciencia.
 
Se considera pues un estilo de yoga dinámico. Aunque no por eso hay que interpretar que es para practicantes avanzados. El vinyasa es una forma de práctica física apta para todos los estados y experiencias físicas. Podemos adaptarlo a cualquier limitación corporal, haciéndolo terapéutico, o puede ser una práctica intensa para el reto en cuerpos sanos. El objetivo no es estético, aunque el resultado sea hermoso. Se pretende llevar al cuerpo a un estado de máxima libertad, flexibilidad, fuerza… Sugerimos de esta manera que el cuidado del cuerpo es el reflejo del cuidado del alma.
 
Por ello hacemos mucho hincapié dentro del vinyasaflow en  los  kramas. Éstos son los diferentes estados de evolución de forma o postura. También se denomina así a la estrategia o actitud  que nos permite secuenciar de manera inteligente para la práctica personal. Siempre es recomendable estar atento a lo que el cuerpo acepta hoy, e ignorar las propuestas avanzadas, evitando así que el ego gobierne la práctica. Es deseable encontrar el equilibrio entre el reto/riesgo saludable y el respeto perenne a la conservación y cuidado del cuerpo. 
El vinyasanos enseña a encontrar la inmovilidad y la calma en la propia conciencia. A mantener la concentración en el movimiento del cuerpo y su fusión con la respiración. A pesar del movimiento y su aparente protagonismo, en el vinyasa gobierna SIEMPRE la respiración. Cualquier respiración tensa es señal de que hay que descansar, suavizar, adaptar, escuchar, despertar. No practicamos para la foto, sino para nosotros. Nos llevaremos a nuestra vida cotidiana lo que cultivemos en la esterilla.
Dentro del vinyasa es fundamental tomar por fin responsabilidad sobre la propia práctica y nuestro cuerpo. Asimismo, requiere entender la Verdad. Y es que el cuerpo es un vehículo, y mantenerlo como un templo, limpio, útil y vital es el objetivo de la práctica física.
Quizás conozcas directa o indirectamente el Ashtanga Yoga de Pattabhi Jois. Sus conocidas series son vinyasas. Esta es una forma pura y pautada de practicar vinyasa. Sin embargo no todos los cuerpos y mentes gozan de esta propuesta. Por ello existen el Power Yoga, el Flow, el Yoga Dinámico, el Vinyasa Creativo… Todos ellos son expresión de un entendimiento diferente del vinyasa, aunque emanan del mismo concepto: la respiración gobierna y el cuerpo se mantiene danzando en torno a ella y para ella. Y el resultado es una mente clara que se supera a si misma, reduciendo sus fluctuaciones.
Varios elementos son propios y típicos del vinyasa: el drishti, los bandhas y la respiración ujjayi. No es imprescindible introducir todos los elementos a la vez. Si es la primera vez que practicas vinyasa, trae tu atención al movimiento y a la respiración gobernando. Empieza siempre antes la respiración que el movimiento. La nariz en ningún caso funciona como una bomba de aspiración. Nuestra respiración voluntaria ha de ser siempre algo natural entre la respiración espontánea y la respiración dirigida. Carente de tensión, plena de intención.
 
Cuando hayas integrado el ritmo del movimiento y los kramas del vinyasa puedes empezar a investigar en la aplicación de bandhas(sellos energéticos), ujjayi (respiración victoriosa u oceánica) y  drishti (la mirada enfocada intencionada). Recomiendo aprender estas técnicas de un profesor experimentado. Y profundizar a través del estudio personal.
En las prácticas de vinyasa, así como en cualquier otra, han de estar presentes la meditación, la relajación, el pranayama, los principios éticos,… Para que el yoga sea completo, verdadero.
Surge  del vinyasa la oportunidad de fluir y volvernos adaptativos. A través de la escucha y del movimiento circular del cuerpo y la respiración, se despierta el aspecto creativo personal. La vida es permanente movimiento exterior. Esto queda representado en el movimiento que se da en el vinyasa. Detrás de ese movimiento está la conciencia, que es pura quietud. Ésta es la que debe llevar el timón de la práctica y la vida, para que el yoga realmente tenga un impacto en nuestra evolución.
Diana Naya es profesora de Yoga en Gaia.


Yoga restaurativo

Yoga Restaurativo

El yoga restaurativo es una propuesta terapéutica basada en las posturas de Hatha Yoga, poniendo como protagonistas de la práctica a: la relajación, la respiración y el trabajo con soportes o apoyos, como: mantas, bolsters, cinturones, sillas, pelotas, bloques o la pared. Las herramientas nos ayudan a que haya un estiramiento sin esfuerzo, a diferencia de muchas posturas de yoga que, aunque por definición son cómodas y estables, involucran un componente más activo y de tensión muscular. El soporte nos da una sensación de bienestar y de seguridad necesarias para relajarnos y evitar que el cuerpo genere distracción. De esta manera el sistema nervioso entra en pleno descanso.

Las sesiones de yoga restaurativo son perfectas para lograr un estado de profunda relajación y sirven de complemento a las prácticas de yoga más convencionales.

¿A QUIÉN ESTÁN DIRIGIDAS LAS SESIONES DE YOGA RESTAURATIVO?

A embarazadas en el tercer trimestre, a personas mayores, a personas que padecen de cansancio o estrés, dolor de espalda, migrañas, insomnio

Por supuesto, estas prácticas también ayudarán a aquellas personas sanas que quieran profundizar en la relajación física, mental y emocional.

¿CÓMO SE DESARROLLA UNA CLASE DE YOGA RESTAURATIVO?

  • Por lo general, la clase de yoga restaurativo será tranquila, lenta y suave.
  • Se puede empezar con algo de movimiento para calentar el cuerpo e inducir la relajación.
  • La luz será tenue y nos pueden pedir que nos cubramos los ojos o nos tapemos con una manta.
  • Con cada postura se mostrarán diferentes accesorios para llegar a ella sin esfuerzo. Debemos relajar el cuerpo e intentar frenar el torrente de pensamientos.
  • Es fundamental que en cada postura se tenga el apoyo adecuado, ni más ni menos de lo que se necesita.

*Por ejemplo: en una clase de yoga restaurativo se incluyen las más conocidas posturas de relajación como la Postura del niño (Balasana), la Postura del cadáver (Savasana) o la postura del Cocodrilo (Makarasana). Pero también incluye modificaciones de otras posturas, como: Paschimottanasana, usando varias mantas o cojines sobre los muslos para sostener el torso; Supta baddha konasana, con los apoyos que sean necesarios bajo las rodillas y el torso…

  • Por lo general, el yoga restaurativo, se basa en posturas tumbado boca arriba o sentadas.
  • Algunas posturas de yoga restaurativo se mantienen hasta por 20 minutos.
  • El yoga restaurativo es una forma de yoga diferente donde el cuerpo está sanando y parte de la misión es que la mente no juzgue, sino que podamos fluir y soltar bloqueos energéticos físicos, mentales y emocionales.

Os proponemos esta clase de yoga restaurativo, guiada por nuestro profesor Igor de Gracia “Calma el sistema nervioso y reduce el estrés” para conocer más de cerca esta maravillosa y regeneradora práctica de yoga.

Os esperamos en Aomm.tv.

Leer el artículo

Más sobre Estilo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrece.

Testing message will be here