Los mudras

Los mudras

Los mudras


Por: Gaia  |  Mayo. 15, 2013

La palabra mudra hace referencia a un gesto, una posición de las manos. Pero también hay posiciones de los ojos, del cuerpo y técnicas de respiración que reciben el nombre de mudras. Estas posiciones simbólicas permiten representar determinados estados de la conciencia y además nos pueden llevar a los estados que representan.

En Hatha Yoga se conocen 25 mudras, entre los cuales se cuentan posturas (asanas) y sellos (bandhas) de los ojos y del cuerpo. Y en Kundalini Yoga se practican sobre todo los mudras de las manos junto con las asanas para reforzar su efecto.

Pero no creamos que los mudras sólo existen en determinadas tradiciones. En realidad, nuestra vida cotidiana está impregnada de gestos cuyo origen desconocemos: alzar el pulgar para desear suerte, mostrar el puño en actitud amenazante, estrechar la mano, dar una palmada en el hombro, etc.

En la India los mudras están presentes en todas las actividades religiosas y en las representaciones de los dioses hindúes, los mudras tienen gran importancia, ya que representan las características que identifican a los distintos dioses. Además, en las danzas indias, se representan dramas completos sin palabras, sólo con las manos, los ojos y los movimientos del cuerpo. También en la tradición budista tienen gran importancia los mudras. En las representaciones plásticas de Gautama Buda (como estatuillas o pinturas) concretamente aparecen seis mudras que, sehún la tradición fueron iniciados por el propio Buda: dhyanimudra (el gesto de la meditación), bhumisparshamudra (el gesto del giro de la rueda), dharmachakramudra (el gesto de la exposición de la doctrina), vitarkamudra (el gesto de la concesión de lo deseado) y abhayamudra (el gesto de la intrepidez).

Hay mudras espirituales, es decir mudras que desde la antigüedad se han utilizado en los templos para reforzar la oración y la meditación. También son gestos con los que son representadas las divinidades indias, Cristo, los santos, Buda. Estos mudras simbolizan estados de ánimo interior y rasgos del carácter que el practicante desea alcanzar. También existen mudras de sanación o curación. Son posiciones que se utilizan para reforzar la curación de trastornos físicos y como ayuda a tratamientos médicos. Estos mudras influyen tanto en el plano físico como en el anímico y mental. Cuando se utilizan para mejorar enfermedades crónicas deben practicarse con regularidad, durante algunas semanas o incluso meses. Algunos mudras también pueden usarse como remedio de emergencia (ante un dolor de espalda o ataque de ciática, por ejemplo).

Los mudras pueden practicarse en cualquier momento y lugar, pero es importante observar que su efecto es más potente y rápido si cuando practicamos adoptamos una actitud meditativa y de introspección. Es perfectamente aceptable formar un mudra en un atasco, en el transporte púbico o en la cola del banco; aunque con la debida predisposición a observar la respiración, sentir el contacto de los dedos y mantener la atención en lo que se hace.

En Ayurveda, la medicina tradicional india, a cada uno de los órganos y elementos se les asigna un dedo. En la medicina tradicional china existe el sistema de meridianos, algunos de los cuales tienen su punto de inicio o final en las manos. La tradición yóguica también le asigna un dedo a cada uno de los primeros cinco chakras (los que se encuentran a lo largo de la columna vertebral). La astrología y la quiromancia les asignan a los dedos y a diferentes partes de las manos fuerzas planetarias y distintos aspectos del yo.

A nivel físico y más palpable, diremos que la nuca está directamente relacionada con los dedos, ya que los nervios que la recorren pasan a través de los orificios de las vértebras y llegan hasta los brazos, manos y dedos. La movilidad y la salud de las manos y de la nuca, están por tanto muy relacionadas. Cuando extendemos y separamos los dedos, se produce un reflejo en la zona dorsal que provoca un incremento en la capacidad respiratoria. Las manos y los dedos también tienen una relación directa con el corazón y los pulmones. Ilse Middendorf, experta en el ámbito de la terapia respiratoria, ha demostrado que puede establecerse una relación directa de cada dedo con una determinada zona del pulmón. El índice y el pulgar influyen en la respiración de la parte superior de los pulmones. El dedo corazón en la zona media y el anular y meñique en la zona más inferior. Las vías nerviosas de las manos y de los pies ocupan en el cerebro una zona mucho mayor que las piernas y los brazos. Cuando se palpa y se siente, sobre todo con las yemas de los dedos, la actividad cerebral se entrena.

Los mudras y su significado

Cristina Herrero es profesora de yoga en Gaia.



Yoga en el embarazo

Yoga en el embarazo

Cuando una mujer vive el maravilloso proceso de gestar a un hijo, también debe atravesar nueve meses caracterizados por profundos cambios, gran maduración y una fuerte inestabilidad emocional. Una persona adulta sana, nunca está sujeta a tantos cambios como durante el embarazo.

La práctica del yoga prenatal ayuda a la mujer a encontrar bienestar físico, mental y emocional para disfrutar del embarazo, llevar adelante una gestación saludable y conseguir un parto natural y activo. Además, se logra una mejor y más rápida recuperación posparto, lo que promueve la lactancia materna prolongada.
Si la mujer tiene la oportunidad de participar de clases grupales, el trabajo individual se enriquece con el intercambio de experiencias que se ponen en común después de clase, habilitando un espacio de encuentro para compartir información, disipar temores y calmar ansiedades. El simple acto de tomarse de las manos, ancla un presente de conexión entre las abuelas ancestrales, nuestras madres, mujeres, hermanas y la mujer que deviene en madre.

El yoga ayuda a generar conciencia profunda del cuerpo y los cambios sucedidos en él, lograr fortalecimiento y flexibilidad muscular para soportar el incremento de peso, aliviar tensiones en todo el cuerpo, especialmente en la zona lumbar, centralizar la pelvis evitando el incremento de la lordosis y otorgar conciencia de la pelvis, el útero y el canal de parto. Además promueve el contacto con otras mujeres embarazadas, lo que ayuda a disminuir la ansiedad, los miedos y dudas con respecto a las etapas del embarazo y la planificación del parto.

Finalmente, después del nacimiento, las clases post parto para mamás con sus bebés son una excelente opción para que la mujer pueda seguir contando con ese espacio de práctica física y espiritual sin alejarse del bebé. Estas clases están orientadas a aliviar tensiones, recuperar el suelo pélvico y encontrar equilibrio emocional a través de la respiración consciente que ayuda a alejar el cansancio y promueve una pronta recuperación post parto.

Leer el artículo

Más sobre Estilo de vida

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrecerte.

Testing message will be here