Postura de yoga: Parivrtta Janusirsasana

Postura de yoga: Parivrtta Janusirsasana

Postura de yoga: Parivrtta Janusirsasana

Postura de yoga: Parivrtta Janusirsasana


Por: Gaia |  Mar. 11, 2014

Parivrtta quiere decir girado en redondo. Janu es rodilla y sirsa significa cabeza. Su nombre se suele traducir como postura de la cabeza a rodilla en torsión.

TÉCNICA

– Siéntate en el suelo con las piernas juntas y extendidas. Clava los isquiones en el suelo y yergue tu espalda, orientando la coronilla hacia el cielo.

– Lleva la pierna derecha hacia la derecha, formando un ángulo de 90º con la otra pierna.

– Dobla la rodilla izquierda y coloca el talón cerca del pubis. La rodilla debe estar en el suelo, si no es así, coloca una manta doblada debajo para que se apoye.

– Inhala y estírate hacia arriba.

– Exhala y lleva la mano derecha al pie derecho. Coge el pie por el puentee. Si no puedes, coge el talón o el tobillo.

– Vuelve a inhalar y estira el brazo izquierdo lateralmente por encima de tu cabeza y al exhalar, inclina todo el tronco sobre la pierna derecha. El pecho mira hacia el frene, no se gira hacia el suelo. El brazo izquierdo queda estirado por encima de la cabeza.

– Gira la cabeza y orienta la mirada hacia el cielo.

– Mantén la postura en la inmovilidad durante varias respiraciones que deberán ser lentas y profundas.

– Inhalando vuelve al centro y descansa. Después repite el ejercicio hacia el otro lado.

RECOMENDACIONES

– Asegúrate de separar bien la pierna que se abre extendida.

– Cuando llevas la mano al pie, el tronco se inclina acercando el costado a la pierna.

– Trata de mantener el pecho bien abierto y mirando haca el frente, nunca debe girar hacia el suelo, al contrario aquellos practicantes más avanzados tratarán de orientarlo hacia arriba. De ahí el nombre de la postura “en torsión”.

– La pierna sobre la que te inclinas debe estar completamente extendida y la punta del pie orientada hacia el techo.

– Las personas muy flexibles y los practicantes avanzados, llevarán el codo al suelo por delante de la pierna estirada.

– La otra mano (la del brazo que queda arriba) irá a coger la punta del pie, pero siempre manteniendo el brazo estirado por encima de la cabeza, no por delante.

– Mantener una respiración fluida te ayudará a permanecer en la postura más cómodamente.

BENEFICIOS 

–  Dota de flexibilidad a la columna vertebral.

– Tonifica los músculos de las piernas.

– Estira los músculos de la parte posterior de las piernas y los aductores.

– Proporciona un masaje al hígado al hacerlo sobre la pierna derecha, y al páncreas y el bazo al hacerlo sobre la izquierda.

– Masajea los riñones por estiramiento.

– Las glándulas suprarrenales regulan la secreción de adrenalina y cortisol.

– Se produce un intenso estiramiento en los costados.

– Aumenta la movilidad en los hombros.

Si quieres practicar ésta postura y muchas más entra en Gaia y comienza a practicar allá donde estés.



Virabhadrasana II: Claves para conseguirla

Virabhadrasana II: Claves para conseguirla

Esta postura, Virabhadrasana II,  honra las cualidades heroicas que todos llevamos dentro, puesto que nos conecta con el poder de nuestras piernas que, unido a nuestra intención, nos impulsa a la acción. Es una asana fabulosa para recuperar la sensación de poder, de hecho, mientras la ponemos en práctica podemos dedicar un silencioso “¡Fuera!” a nuestro problema o enemigo interior.

Todos los beneficios y cualidades de Virabhadrasana II  te la contamos en detalle en este artículo.  En esta ocasión queremos compartir con vosotros algunas claves para llegar a realizar este asana de manera completa, correcta y sintiendo en profundidad las cualidades esenciales que encierra. Así que toma nota:

1º Para prepararla: podemos hacer antes Tadasana (postura de la montaña) que nos ayudará a enraizarnos en la tierra y renovar nuestro propósito de voluntad, nuestra motivación para hacer lo que nos propongamos y resolverlo con valentía.

2º La mirada: irá dirigida hacia la punta del dedo índice de la mano que está delante.

3º Para facilitarlo:

-Flexionamos un poco menos la rodilla que está adelantada.

-Manteniendo las manos apoyadas en las caderas.

4º Esta postura requiere de mucha energía, por lo que debemos respirar profundamente, mientras mantenemos las piernas y los brazos firmes, que no tensos, sino con presencia y valentía.

El tiempo recomendable para mantener esta postura y beneficiarse de sus poderosos efectos estaría en torno a 30 segundos por cada lado.

6º Es importante recordar que una vez dentro de la postura nuestra mente ha de estar encauzada en las sensaciones corporales, y con nuestra motivación podemos ayudar a que estas sensaciones sean más intensas si vamos investigando sobre nuestros propios límites, observando cómo reacciona nuestra mente cuando nos acercamos a ellos.

Seguro que con estos sencillos consejos la próxima vez que realicemos esta postura veremos notables diferencias. Si queréis comprobarlo ya, os proponemos esta clase guiada por nuestra profesora Ángela Muñoz “Flow 305”  este flow fue diseñado por la profesora Terri Cooper, fundadora de 305Yoga y YogaGangsters.org en Miami. ¡Os encantará guerreros!

Os esperamos en Aomm.tv

Leer el artículo

Más sobre Objetivo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrece.

Testing message will be here