Posturas de yoga: Virasana

Posturas de yoga: Virasana

Posturas de yoga: Virasana

Posturas de yoga: Virasana


Por: Gaia |  Nov. 15, 2013

TÉCNICA DE VIRASANA

  • Siéntate de rodillas en el suelo, con las rodillas juntas y los pies separados unos 45 cm.
  • Apoya los glúteos en el suelo, en el espacio que queda entre los pies.
  • Los pies quedarán a los lados de las caderas con los dedos apuntando hacia atrás.
  • Mantén a espalda erguida y la columna estirada hacia e cielo.
  • Los brazos relajados y las manos apoyadas sobre los muslos formando un mudra.

RECOMENDACIONES PARA VIRASANA

  • A pesar de su aparente sencillez es esta una postura muy exigente que requiere gran flexibilidad en la articulación de la rodilla y una larga y constante practica para conseguir adoptar la postura correcta.
  • En caso de no lograr sentarse en el suelo sin dolor, sitúa un cojín o manta doblada y siéntate sobre él. Ve reduciendo el grosor del cojín paulatinamente.
  • n muchos casos resulta doloroso apoyar los pies en el suelo como se indica. En estos casos se puede poner una manta o un cojín bajo los empeines o bajo los tobillos, dependiendo del caso.

BENEFICIOS DE VIRASANA

  • Flexibiliza enormemente las articulaciones de las rodillas y tobillos.
  • Mejora la circulación sanguínea en las piernas. –
  • Tonifica la región pélvica.
  • Ayuda en la formación del arco adecuado de los pies.
  • Facilita la concentración y la meditación.

CONTRAINDICACIONES DE VIRASANA

Ante lesiones graves en las rodillas o en los tobillos se aconseja no practicar Virasana.

Si quieres practicar ésta y otras posturas desde la comodidad de tu casa, únete a Gaia.

Si quieres empezar a practicar Yoga aquí tienes esta clase GRATUITA: Saludo al sol, con Carla Sanchez.



No quiero hacer esa postura de yoga

no quiero hacer esa postura de yoga 2

La asana es una postura de yoga con la que se busca mejorar tu cuerpo y tu mente. Hay diferentes tipos de asanas: de pie, de flexión posterior, flexión anterior, torsiones, posturas de equilibrio, invertidas, de relajación y meditación. Es normal tener preferencias por un tipo según tus características físicas y mentales. Así, hay algunas que practicarías todos los días y hay otras que no practicas voluntariamente.

No quiero hacer esa postura de yoga

Todos hemos tenido alguna vez una asana que no nos gusta y que nos produce rechazo.
Cuando nuestro profesor nos indica su práctica, mentalmente nos quejamos y deseamos que pase rápido. Durante los siguientes minutos resoplamos y miramos a los compañeros que muestran un excelente dominio de la postura que nosotros no tenemos mientras nos tiemblan los músculos.

Pues esa es la postura que más hemos de practicar. Cuando mental y físicamente rechazamos una asana es de la que más podemos aprender.
Debemos preguntarnos:

  • ¿Por qué no me gusta esta postura?
  • ¿Contra qué estoy luchando?
  • ¿Tengo una dificultad física real o mental?
Leer el artículo

Más sobre Objetivo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrece.

Testing message will be here