La pelvis neutra y el imprint

La pelvis neutra y el imprint

La pelvis neutra y el imprint


Por: Gaia |  Jul. 10, 2014

En el Método Pilates uno de los temas que más debate genera entre los profesores es cuándo al hacer un ejercicio, se realiza con pelvis neutra o en imprint. La verdad, es que este debate carece de importancia si desde el principio, como alumnos y practicantes de pilates, tenemos claras estas dos posturas de la pelvis y conocemos su significado. Para definir mejor la posición neutra de la pelvis y el imprint, partiremos desde la postura de tumbado boca arriba en el suelo, vamos allá:

POSICIÓN NEUTRA

Es cuando se mantiene la curva natural de la zona lumbar (Lordosis lumbar): que según cada persona y cada espalda, será más o menos pronunciada) y en la que las crestas iliacas (los ‘huesecillos’ que sobresalen de la cadera en la parte anterior) y el hueso púbico, están alineados en el mismo plano horizontal y paralelo con respecto al suelo.

POSICIÓN IMPRINT

Se refiere a una ligera retroversión pélvica mediante una suave contracción abdominal. Hacemos desaparecer esa curva lumbar, apoyando totalmente toda la espalda baja en el suelo. Las crestas iliacas se acercan hacia las costillas y el hueso púbico queda ligeramente por encima de ellas.

¿CUÁNDO USAR UNA U OTRA? 

Ahora que ya sabemos diferenciar las dos posiciones en las que podemos colocar la pelvis durante nuestra práctica de pilates, podemos gestionar mejor el trabajo que vamos a realizar en cada ejercicio.

Como norma general cuando se trabaja con una pierna o las dos en el suelo (cadena cinética cerrada) tenderemos a usar la posición neutra para incrementar el trabajo del transverso abdominal. En ejercicios en las que ambas piernas estén en el aire (cadena cinética abierta) usaremos el imprint, ya que son ejercicios de mayor exigencia física y en los que la zona lumbar puede verse muy comprometida sino se tiene un buen tono abdominal.

RESUMIENDO… 

La pelvis neutra debe ser la meta a la que llegar, aunque en algunos casos no será posible hacerla desde el principio, bien por alguna patología específica (hernia, protusión, escoliosis…) o bien por falta de tono abdominal. En cualquier caso, el trabajo en Pilates permite que el cuerpo evolucione y progrese con bastante rapidez, ya que en todo momento respeta su estructura y limitaciones.

Te propongo que empieces usando el imprint y poco a poco vayas soltándote, siempre de manera segura y consciente, en el neutro ¡Cuéntanos tu evolución y sensaciones!

Si quieres seguir practicando pilates guiado por un profesional, únete a Gaia.

 



Glúteos fuertes en 4 pasos

Glúteos fuertes en 4 pasos

Los glúteos… esa parte del cuerpo que si no hacemos nada por ejercitarla, además de perjudicar notablemente a nuestra postura, estéticamente será dramático ponerse en bañador.

Aunque mirándolo por el lado positivo: las nalgas son muy agradecidas y se notarán los resultados rápidamente si se ejercitan con estos sencillos ejercicios que te proponemos; por supuesto, siempre acompañado de una dieta equilibrada y ejercicio cardiovascular: correr, bici, nadar, patinar…

1- .UTKATASANA (Postura de la silla)

De pie, con los pies juntos, eleva los brazos por encima de la cabeza y relaja los hombros, alejándolos de las orejas. Flexiona las rodillas, enraíza los talones en el suelo y siente como la columna se mantiene larga. Mantén la postura alrededor de 30 segundos y repítela entre cinco y ocho veces.

Aumentarás la fortaleza del vientre, de los muslos y de la espalda, en general, desarrollarás un notable incremento en tu resistencia física.

VIRABHADRASANA I (Postura del guerrero I)

Colócate como si dieses una gran zancada: la pierna delantera queda flexionada dejando la rodilla bien alineada con su tobillo. La pierna de atrás permanece estirada y con la planta del pie ligeramente apuntando hacia fuera y enraizada en el suelo. Esta postura la podemos hacer dinámica para aumentar la intensidad levantando el talón de atrás y haciendo que esa pierna suba y baje, notando como se fortalece el glúteo de la pierna delantera.

Después de 10-12 repeticiones, cambiamos de pierna.

SETU BHANDASANA (Postura del puente)

Túmbate en el suelo sobre la espalda. Mantén los brazos alineados al cuerpo y las rodillas flexionadas al ancho de las caderas. Inhala dejando los glúteos relajados, exhala y sube la cadera contrayéndolos con fuerza. Sostén la posición unos segundos y vuelve a bajar sin llegar a apoyar las nalgas contra el suelo.

4º SUPERMÁN

Desde cuadrupedia, tomamos conciencia de los cuatro apoyos del cuerpo con el suelo. Respiramos profundamente y al exhalar por la boca, activando el ‘powerhouse’, estiramos el brazo derecho y la pierna izquierda a la vez. Inhalando volvemos a la postura inicial y al exhalar de nuevo, estiramos el otro brazo y su pierna contraria.

Un ejercicio realmente estimulante a todos los niveles, ya que deberás mantener el equilibrio con ayuda de la fuerza abdominal, a la vez que se fortalecen las nalgas con cada elevación de las piernas hacia atrás. *Realiza entre 16-20 repeticiones

Si endurecer los glúteos es tu objetivo no te pierdas esta clase de pilates guiada por Olga Castañeda 'Tonifica y endurece los glúteos'.

Con constancia y voluntad lograrás tus objetivos ¡Seguro!

Leer el artículo

Más sobre Objetivo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo

Descubre lo que Gaia tiene para ofrece.

Testing message will be here