Aumenta tus defensas con yoga

Aumenta tus defensas con yoga

Aumenta tus defensas con yoga


Por: Cristina Herrero Puig  |  Jan. 20, 2014

Las bajas temperaturas y las primeras nevadas nos recuerdan la proximidad del invierno. Es buen momento para fortalecer nuestro sistema inmunológico y evitar así constipados y molestas infecciones que nos visitan estos meses.

El Yoga resulta ser una excelente práctica a la hora de fortalecer nuestro sistema inmune, lo cual es beneficioso no sólo a la hora de combatir o incluso evitar trastornos leves como catarros, gripes o infecciones de garganta, sino también para contrarrestar los efectos de un sistema desequilibrado y sus consecuencias a más largo plazo, que pueden ser alergias, psoriasis, esclerosis y demás enfermedades autoinmunes.

Ya conocemos la eficacia del Yoga a la hora de reducir el estrés, y cada vez está más aceptada la relación entre la exposición prolongada a factores causantes de estrés y el padecimiento de un gran número de enfermedades y dolencias de lo más variadas. No es extraño acudir al médico para tratar una dolencia concreta y que éste nos pregunte si hemos estado sometidos a estrés últimamente.

Efectivamente, el sistema inmunitario y el sistema nervioso central están íntimamente conectados. Estudios científicos realizados en el campo de la psiconeuroinmunología han demostrado que existe un punto de reunión en donde el sistema nervioso autónomo se comunica directamente con el sistema inmunológico. Las células del sistema inmunológico (linfocitos) viajan por el torrente sanguíneo a través de todo el organismo. Cuando se encuentran con células que reconocen las dejan en paz, pero si se topan con células que no reconocen, las atacan. Esto nos defiende contra los virus y las bacterias. A veces sucede que las células del sistema inmune no logran reconocer algunas células del propio organismo y las ataca, creando así una enfermedad autoinmune. Las células del sistema inmunitario son producidas, maduradas y almacenadas en varios órganos:

Médula ósea. Para que la médula ósea pueda producir los linfocitos es necesario que se produzca una constante y correcta oxigenación, de ahí la importancia de re-aprender a respirar y los ejercicios de “pranayama.

El timo. Es una glándula situada detrás del esternón. Es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, directamente relacionado con la conciencia, los sentidos y el lenguaje. El timo se agranda cuando estamos alegres y se encoje cuando sentimos estrés o enfermamos. De hecho en las autopsias suele aparecer encogido. Las asanas de “apertura de pecho” son excelentes para activar el timo (Bujangasana, Dhanurasana“, “Ustrasana“, Setu bhanda, “Urdhva Mukha Svanasana“). Además, existe una estrecha relación entre la música, los mantras y el sistema endocrino. Concretamente el sonido “Aaaa” tiene el poder de hacer vibrar el timo y mantenerlo activo durante toda la vida.

El bazo. Es un órgano vital situado en la parte superior izquierda de la cavidad abdominal. Sus funciones van desde la filtración de la sangre, participación en la absorción de los nutrientes de los alimentos, hasta ser el lugar de maduración y almacenamiento de los linfocitos. Las posturas de Yoga que comprimen y masajean el bazo son beneficiosas para mantenerlo en buen estado de funcionamiento: torsiones profunda como “Ardha Matsyendrasana“, asanas de flexión lateral y oblicua hacia el lado izquierdo como “Trikonasana”, “Janu sirsasana”, “Parsvottanasana”).

Un excelente ejercicio que favorece el sistema inmunológico es Suryanamaskar o “Saludo al Sol, ya que combina extensiones de pecho que activan el timo, y las flexiones para masajear los órganos internos con una respiración acompasada con el movimiento.

Si quieres empezar disfruta de esta clase GRATUITA con Carla Sánchez.:


 

Cristina Herrero Puig

Practicante y enamorada del yoga desde el año 2000. Recibe formación en EYTA, Rainbow Kids Yoga y Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. En 2005 comienza a impartir clases de Hatha Yoga, convencida del valor y los beneficios de su práctica, así como de la necesidad actual de sanar la sociedad, comenzando por el individuo.


 



Limpieza de año nuevo

Limpieza de año nuevo

Es común durante las Navidades comer y beber en exceso, por eso hoy os queremos proponer una serie de posturas y prácticas yóguicas que te ayudarán a limpiar y desintoxicar tu cuerpo.

Las posturas de flexión anterior junto con las torsiones producen un masaje en los órganos del abdomen encargados de la digestión, asimilación y eliminación. Practicar posturas como paschimottanasana, marichyasana, arda matsyendrasana, uttanasana… manteniéndolas durante varios minutos, mejoran el funcionamiento de dichos órganos y ayudan en el proceso de desintoxicación.

Las posturas de extensión como ustrasana, dhanurasana, bujangasana, setu banda… ejercen masaje en la zona lumbar y los riñones, mejorando el funcionamiento del sistema urinario. El estiramiento que se produce en la parte anterior del cuerpo, y en algunos casos como dhanurasana, la presión contra el suelo, también resulta beneficioso para la digestión y eliminación de residuos tóxicos.

Como sucede en todos los procesos del organismo, la respiración es crucial para el proceso de eliminación y desintoxicación, ya que asegura el nivel óptimo de oxígeno en sangre necesario para el buen funcionamiento de todos los órganos y glándulas. Por eso, las secuencias en las que se combinen posturas de flexión anterior y posterior ritmadas con la respiración ayudan a eliminar toxinas.

Sitúate en la esterilla con las rodillas y las manos en el suelo. Acerca la rodilla derecha a la frente, redondeando al mismo tiempo la espalda y metiendo la cabeza hacia dentro mientras exhalas. Después mira hacia delante, estira tu espalda y lleva el pie derecho lejos estirando la pierna, mientras inhalas. Continúa con este movimiento durante 1 minuto o 2 y después repite con la pierna izquierda.

De pie con los pies separados al ancho de las caderas, inhalando crece hacia el cielo al mismo tiempo que levantas los brazos con las manos enfrentadas. Al exhalar, dobla un poco las rodillas y flexiona el tronco sobre las piernas, lleva las manos al suelo. Vuelve a inhalar y estírate hacia el cielo de nuevo. Al ritmo de la respiración continúa con este movimiento durante un par de minutos.

Técnicas de pranayama específicas como kapalabhati, agnisara o ujjayi tienen un efecto de activación del fuego digestivo, aumento de la temperatura corporal y la sudoración.

Para aliviar el organismo en general y el aparato digestivo en particular, una buena opción es hacer un semiayuno a base de caldos vegetales, cargados de vitaminas y minerales, ligeros y de fácil digestión. Los zumos naturales de frutas y verduras de la estación también son recomendables por su alto contenido en vitaminas y fibra, pero no conviene abusar de ellos debido a su efecto enfriante. Las uvas negras son un excelente desintoxicante para el canal digestivo, el hígado, los riñones y la sangre. El ajo crudo, ademas de su efecto antibiótico purifica la sangre y limpia el cuerpo de residuos tóxicos. Tomar infusión de jengibre endulzada con miel después de las comidas, facilita la digestión.

Las limpiezas o irrigaciones colónicas son excelentes para llevar a cabo una limpieza profunda y eficaz del intestino. Puede hacerse en casa o acudir a centros especializados. También existe, por supuesto, una técnica yóguica para realizar esta limpieza de manera más suave y natural. Su nombre es Shank prakshalana. Consiste en beber agua templada con sal, seguidamente hacer una serie de movimientos que hacen que el agua pase por todo el aparato digestivo, limpiándolo y arrastrando residuos tóxicos. Después es necesario ir al baño para vaciar el intestino. Se debe repetir el proceso hasta que el agua salga limpia.

Cristina Herrero es profesora de yoga en Gaia.

Para empezar a practicar yoga disfruta de esta clase GRATUITA con Carla Sánchez.

Leer el artículo

Más sobre Objetivo

A través de una combinación única de prácticas de yoga, meditación, transformación personal y salud alternativa, te ayudamos a mejorar todo tu ser a nivel físico, emocional y espiritual. Para que alcances tu mayor potencial junto a miles de personas que sienten como tú.


Usa la misma cuenta y suscripción de Gaia para acceder desde tu navegador, tus dispositivos celulares y tu TV. Es más, puedes descargarte el contenido de Gaia para disfrutarlo offline.

Desktop, laptop, tablet, phone devices with Gaia content on screens
Apple icon iOS logo
Android icon logo
Chromecast circle icon logo
Roku logo
Amazon fire TV logo
Testing message will be here